San Ginés declara su deseo de sentarse en el banquillo para “aclarar dudas”


Mientras el PSOE pide su dimisión tras decretarse la apertura de juicio oral contra Pedro San Ginés y dos técnicos del Cabildo, el presidente lanzaroteño ha dicho: “Es imposible que se nos condene, podemos habernos equivocado, pero jamás hemos actuado a sabiendas de una injusticia, que es por lo que se nos acusa, por prevaricación”. 

Y añade: “Por mi parte, lo que estoy es deseoso de sentarme cuanto antes, para aclarar cualquier duda. Tomé la decisión que consideré más adecuada y justa. La qué el secretario de la corporación y el asesor jurídico me indicaron previamente que era posible, legal y sin orden judicial, tal y como declararon en sede judicial, esto es la incautación de la desaladora”.

Apunta Pedro San Ginés sobre su imputación que considera “que las dos únicas consecuencias para el interés general son: primero que hoy hay 5.000 vecinos que cuentan con una facturación legal y en igualdad de condiciones que el resto de los vecinos de Lanzarote; y segundo que el Consorcio del Agua de Lanzarote dispone ahora de un canon de 400.000 euros, fondos que nos han permitido entre otras cosas subvencionar el agua agrícola, ganadera y pesquera para que sea la más barata de Canarias”.

El juzgado decretaba ayer lunes el inicio de apertura de juicio oral contra Pedro San Ginés y dos técnicos del Cabildo de Lanzarote.

Además, recordaba tras la noticia de hoy que “en su día actuamos compelidos reiteradamente tanto por el Diputado del Común, como por el Gobierno de Canarias, quienes venían denunciando al Consejo Insular de Aguas de Lanzarote por inacción ante una actividad ilegal, la venta de agua a terceros sin control”.

Hecho que incluso el propio denunciante reconoció en su día cuando firmó el convenio, que no era lícita la actividad de venta a terceros y asumía su incapacidad para vender; accediendo por ello al pago del referido canon a las arcas públicas”, según añade el presidente insular que tendrá que acudir a juicio ante la acusación popular de Podemos Lanzarote.

Por último, también subrayaba San Ginés que “la propia Fiscalía terminó por solicitar el archivo provisional de la causa y es por lo que sostengo que esto es un juicio político que contra todo pronóstico -si se celebra- será solo a instancias de la formación política Podemos y del que más allá de la preocupación de pasar por este trance expreso mi plena confianza en los tribunales”, sentenciaba.

Sobre la incautación de la planta de Janubio, el presidente ha insistido en que adoptó “la decisión que consideré más justa y adecuada”, y en este sentido se preguntó “cómo puedo haber tomado una decisión a sabiendas de que era injusta, que es lo que significa prevaricar, si tanto el secretario de la Corporación y del Consorcio como el asesor legal externo del Cabildo han declarado en sede judicial que se podía incautar sin necesidad de informes, aunque lo hubo verbal, ni de orden judicial”.

El PSOE pide su dimisión

Por otro lado, el Partido Socialista de Lanzarote -y luego otros partidos de la oposición como Somos Lanzarote o Ciudadanos- ha pedido la dimisión del presidente tras conocerse la orden judicial de apertura de juicio oral en el procedimiento por la incautación de la desaladora de Montaña Roja.

La secretaria general del PSOE, Dolores Corujo, ha manifestado que “el primer representante de la ciudadanía de Lanzarote, que debe ser ejemplo de ética y limpieza, no puede actuar como tal mientras desfila por los Juzgados acusado de un delito de prevaricación administrativa que rayó el abuso de poder”, considera la también portavoz parlamentaria.

Trabajar por dignificar nuestro territorio y generar orgullo en la ciudadanía no pasan solo por arreglar carreteras, anunciar piscinas o pagar subvenciones; la confianza en la política y la esperanza en un futuro mejor requieren de representantes públicos honestos y de imagen intachable, adjetivos que hoy por hoy no pueden adjudicarse a Pedro San Ginés”, argumantaba hoy la socialista en su crítica política.

No Responses

Add a Comment