Una sentencia alerta del peligro para los niños en el vallado de Puerto Naos

El fallo impone un año y medio de prisión al representante de la obra adjudicataria del muro perimetral de Puerto Naos (Arrecife), y al ingeniero que la firmó, como autores de un delito contra la propiedad industrial.

La sentencia de la juez en Lanzarote declara probado que la valla es una copia de otra cuyo modelo también se reproduce en Las Palmas de Gran Canaria y en Puerto del Rosario, e insta la empresa titular del diseño a investigar si también se le plagió en estos casos.

Imagen de archivo de una parte del muro perimetral, dañada en su día por un accidente de tráfico.

La juez, además, alerta de que la protección lanzaroteña de Puerto Naos tiene un fallo que pone en peligro la seguridad de los niños, y expone que es “deseable” que este fallo no exista en Gran Canaria y Fuerteventura, para evitar desgracias “como la del niño Julen”. Un perito declaró durante la vista oral del juicio que en la valla que actualmente protege el perímetro de Naos, hay “un fallo de seguridad” en cuanto a la distancia entre las vigas.

Ha sido el Juzgado de lo Penal número 3 de Arrecife de Lanzarote el que ha condenado a un año y seis meses de prisión al representante legal de la empresa adjudicataria de obra de vallado de la zona de operaciones y puesto de control de Puerto Naos (Arrecife) y al ingeniero al mando de la obra, como autores de un delito contra la propiedad industrial en su modalidad de infracción sobre un modelo protegido.

La magistrada responsable de enjuiciar al caso, Aitziber Oleaga, ha considerado probado que los acusados copiaron el modelo (el denominado Sagrera) de la empresa Escofet, que es también idéntico al que actualmente protege los perímetros del Puerto de La Luz y de Las Palmas en la capital grancanaria y de Puerto del Rosario en Fuerteventura.

La autoridad judicial no se pronuncia sobre si también existe en estas islas una vulneración del derecho a la propiedad industrial -no es su competencia-, si bien invita a Escofet a “proceder a la averiguación de lo que ha sucedido en Fuerteventura y en Las Palmas de Gran Canaria con la posible imitación de su valla”.

Además de la condena penal, la sentencia impone al representante legal de las empresas Hormigones y Construciones Arrrecife y Hormiconsa, Miguel Morales, y al ingeniero de Hormigones y Construciones Arrecife, Rafael Corujo, sendas multas de 6.000 euros y la obligación de indemnizar a la empresa plagiada -Escofet 1866- con 80.182,14 euros en calidad de responsables civiles directos, y hace responsable subsidiaria del abono de esta suma a Hormiconsa Canarias S.A. y a Hormigones y Construcciones Arrecife S.L.

El concurso

La sentencia declara probado que en noviembre de 2009 la Autoridad Portuaria de Las Palmas presentó a concurso la adjudicación de la Fase I del proyecto consistente en el vallado de la zona de operaciones y puesto de control en Puerto Naos (Arrecife de Lanzarote, Las Palmas).

En este proyecto, continúa, se preveía la colocación de un vallado perimetral con la especificación de que la valla debía ser el modelo Sagrera de la firma Escofet o similar.

A raíz de esta oferta de contratación por concurso de obra pública, un gran número de empresas aspirantes a su adjudicación, entre las que se encontraban Miguel Morales y las mercantiles de las que era administrador solidario, Hormiconsa y Hormigones y Construcciones Arrecife, y el ingeniero técnico de Hormigones y Construcciones de Arrecife, Rafael Antonio Corujo Gil de Montes.

Siempre según el fallo, ambos acusados solicitaron presupuesto a Escofet para el suministro de 107 unidades de la valla Sagrera, es decir, la cantidad de unidades previstas en el proyecto sometido a concurso, cifrando Escofet el valor de compra en 66.875 euros .

En el presupuesto que se envió a los hoy condenados, el apoderado de Escofet les advirtió expresamente de que la empresa ostentaba “la titularidad de los derechos de explotación de los derechos de propiedad intelectual o industrial sobre los productos” que constituían la oferta, advirtiendo de la “prohibición de su fabricación, comercialización y promoción”, al ostentar Escofet un diseño comunitario inscrito en la Oficina de armonización del mercado interior (OAMI).

El 26 de noviembre de 2010, el contrato fue adjudicado a Hormiconsa, sigue el fallo, “al haber ofrecido el precio más bajo”.

Advertidos

El septiembre de 2011, la representación legal de Escofet “tomó conocimiento de que los querellados habían ejecutado la obra adjudicada colocando una valla que era claramente una copia sustitutiva” de su modelo Sagrera, previsto originalmente en el Proyecto de Obra adjudicado por la Autoridad Portuaria de Las Palmas a Hormiconsa, “ya que los elementos comunes son más relevantes que las diferencias, en cuanto a que ambas vallas contienen como similitudes las dimensiones generales, el diseño específicamente quebrado para dar la sensación de movimiento de los postes verticales, el sistema de encaje entre los módulos, la correa de unión de los postes verticales en su límite superior, así como el sistema de cimentación y entrega con el pavimento”.

La resolución judicial recapitula además que, una vez constatada la actuación de Hormiconsa, el 11 de noviembre de 2011, a través de su abogado, Escofet dirigió una carta a Hormiconsa comunicándole haber tomado conocimiento de su actuación, “esto es, de que en el vallado de la zona de operaciones del Puerto Naos, en Arrecife, la destinataria de la carta se había encargado de las obras y que al efectuarlo lo había hecho copiando la valla Sagrera, la titularidad de cuyo diseño, como era de su conocimiento, pertenecía a Escofet (…) “poniéndole en su conocimiento que tal proceder constituía, en efecto, una clara vulneración de tales derechos titularidad de la querellante y que, por un lado, si no cesaba en la fabricación e instalación de las vallas copiadas y, por otro, indemnizaba por los daños y perjuicios que le había causado, emprendería las acciones legales oportunas”, como así ha sucedido.

Peligro para los niños

La sentencia enfatiza que, según explicó un perito durante la vista oral del juicio, en la valla ejecutada por los condenados, la que actualmente protege el perímetro del Puerto de Naos, hay “un fallo de seguridad” en cuanto a la distancia entre las vigas, pues no respetaba la medida de 12 cm, al contar con 13,5 cm.

Recuerda la juez que el perito que advirtió este fallo explicó que esta distancia debería reducirse “con el fin de evitar que la cabeza de un niño pueda introducirse entre ellas [las vigas] y quedar atascado con peligro para su integridad física o incluso su vida”.

“Sería necesario”, enfatiza la magistrada, “que la autoridad portuaria comprobase esta circunstancia con el fin de evitar cualquier desgracia futura, porque a pesar de lo extraño o increíble que pueda parecer, las cabezas de los niños o, incluso, sus cuerpos enteros pueden caber en espacios sumamente pequeños que, a priori, parecen imposible de que así sea, y para ejemplo el desgraciado suceso del niño Julen cuyo caso conmocionó a la comunidad nacional, incluso internacional, que falleció como consecuencia de haber caído en un pozo no sellado de dimensiones muy reducidas”.

El fallo apunta que queda “en manos de la querellante” proceder a la averiguación de lo que ha sucedido en Fuerteventura y en Las Palmas de Gran Canaria con la posible imitación de su valla, “si bien, lo que sería deseable en todo caso, es que dichas vallas colocadas en otros lugares, al menos cumplan con las medidas de seguridad entre vigas (…) con el fin de que los niños de varias islas del archipiélago no corran peligro alguno”, expone.

La sentencia es susceptible de recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Las Palmas.

Balandra María del Rosario, junto al muro perimetral de Puerto Naos.

(FUENTE: Servicio de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de canarias).

3 Comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies