“Tenemos que ingeniárnosla para que el turista se quede en el valle”

Esta vez no subimos las escaleras de la casa consistorial para visitar al alcalde de Haría, Marci Acuña. Nos topamos con su despacho a la entrada del edificio, un espacio que desde hace semanas está viviendo una amplia remodelación; territorio propicio para pintores y carpinteros.

Estamos en el lugar de trabajo de un alcalde nacionalista que también es parlamentario, así que no nos resistimos a preguntarle inicialmente por algo que preocupa a los lanzaroteños, y que seguirá dando que hablar: la Sanidad.

  • ¿Cómo ve el debate sanitario un alcalde como usted, al frente de un municipio envejecido como es Haría?
  • Nuestro municipio tiene un 20 por ciento de personas mayores de 65 años, una cifra que yo diría que dobla a la de cualquier otro municipio de Lanzarote. Por tanto, las políticas que aquí diseñamos están orientadas también de forma importante hacia la gente mayor. En cuanto a la situación sanitaria insular, nosotros la observamos con preocupación y con la esperanza de que la cobertura sanitaria mejore, tanto para los más de 150.000 habitantes de la Isla como para los tres millones de turistas que nos visitan durante el año. Tenemos déficit y necesidades que hay que cubrirlas. En el mapa sanitario de Lanzarote, al margen de infraestructuras que tienen que realizarse, como es un centro de Salud para Costa Teguise, o los centros de Salud de Argana o de Tinajo -algunas de ellas ya programadas- yo creo que en Lanzarote la dotación de la segunda ambulancia medicalizada en fundamental. La integración del Hospital Insular en el Servicio Canario de Salud también es una cuestión reivindica la Isla como una acción inmediata; al igual que lo es la unidad de radioterapia insular. Y todo ello debe estar en la agenda del consejero canario, acordando de forma consensuada su implantación y plazos. Debería ser así.
  • Y, qué piensa del consejero. Por su vinculación con la sanidad privada es objeto de suspicacias. ¿Le da usted más valor al carácter técnico con el que aterrizó?
  • En cuanto a la gestión sanitaria de José Manuel Baltar, que acaba de llegar, hay más de crítica política y partidista que de oposición ciudadana. La gente no es tonta: si a la gente se le resuelven sus problemas es que se habrá hecho una buena gestión, y si no es así, se habrá hecho una mala gestión. Si las listas de espera siguen aumentando y no mejora el servicio, pues habrá hecho una mala gestión. Habrá que esperar. Yo le daría una oportunidad donde se vaya más allá de las etiquetas iniciales”.
  • Hablemos de partidos. Parece que muchos están en un tiempo de espera a lo que surja de los congresos…
  • Hombre, estamos en un escenario pre congresual de los partidos, y eso, quieras o no, se observa en el clima político del Archipiélago. Ya ha pasado un mes desde el inicio de gobierno en solitario de Coalición Canaria, con apoyos externos, que requerirán de un diálogo continuo; no nos engañemos, eso es así. Pero creo que los ciudadanos de esta tierra nos piden que avancemos, y que se mejoren as situaciones. Por tanto, lo que apelo es al trabajo, trabajo y trabajo.

    Marci Acuña (Coalición Canaria) es alcalde de Haría y parlamentario regional.

  • La Cueva de los Verdes salió como imagen de uno de los cupones de la ONCE recientemente. El acuerdo Haría-Cabildo con respecto a la Cueva, ¿fue un premio?

  • No fue premio. Fue por voluntad. Si en esta Alcaldía hubiera estado otra persona, pues hubiera sido complicado que se llegara a acuerdos. Hubiésemos seguido en esa batalla judicial, dando pie a ríos de tinta en periódicos, pero haríamos algo negativo de algo tan bueno para nosotros como es La Cueva. Creo que el camino es el diálogo. La Cueva y el suelo es de Haría. Lo que hemos hecho es un contrato de explotación turística; y algo tan sencillo va a reportar a Haría en los próximos diez años unos 11 millones de euros; y si la economía va bien, podríamos llegan a los 20 M€. Imagínese usted cómo podrá repercutir en la calidad de vida de los vecinos de Haría un ingreso promedio de este tipo. Yo creo que es bueno para nuestros vecinos. Eso es lo que a mí me importa, porque esa es una recompensa a la renuncia que hizo el municipio a participar de la industria turística. Hemos dicho no a esas infraestructuras, pero a cambio tenemos tres centros turísticos en nuestro municipio.

  • ¿Qué quieren hacer con nuevos inmuebles que pretenden adquirir?
  • Nosotros entendemos que, por un lado, hay que mejorar infraestructuras, en parques, jardines, aceras… Hay un gran déficit de este tipo de infraestructuras aquí, especialmente en los núcleos costeros. También entendemos en este contexto que el palmeral de Haría es como un centro turístico. Tenemos que ingeniárnosla para que el turista que pase por este valle se quede en el valle; y ofrecerle reclamos para parar. Lo que decimos hacia este objetivo es que, primero, vamos a recuperar patrimonio. Vamos a recuperar casas que están en desuso y vamos a darle un uso museístico tras rehabilitarlas, llámese centro de interpretación del palmeral, llámese centro insular de artesanía o cualquier otra actividad relacionada con el mundo cultural y tradicional de Haría. Y segundo, vamos a seguir dinamizando la actividad económica para sumar atractivos inversores.
  • ¿Qué es lo más inmediato que demandaría en materia de carreteras?
  • En las planificación en materia de carreteras hay una intervención prevista a la altura del cruce de Tabayesco y, según me confirma el consejero de Obras Públicas, es una de las prioridades de este año. Eso mejorará de forma importante el acceso a esa zona, muy frecuentada por ciclistas. También mejorará el acceso a la playa de La Garita. A eso sumaríamos otras dos actuaciones previstas en la rotonda de Jameos, y en Punta Mujeres.
  • Hace meses, usted le solicitó a la Consejería en comisión parlamentaria una intervención seria en el Puerto de Órzola. ¿Cómo ha evolucionado su petición?
  • Para la consejera Ornella Chacón sólo tengo buenas palabras. Entendió que había que hacer una inversión importante allí, pero no la pudo ejecutar. Nosotros decimos pantalanes, pantalanes y pantalanes. Ya está bien que los vecinos de Órzola y Haría vean que sus necesidades no se solucionan y ese puerto, que mejora las comunicaciones con La Graciosa, sin embargo, por otro lado viene a empeorar la calidad de vida de los habitantes del pueblo. También ponemos encima de la mesa la actividad pesquera: hay diez de ellos que llevan a cabo su actividad allí y observan, como también observamos nosotros, que la sensación del puerto es de desorden. No hay fondeos, y debemos actuar para lograr el correcto abrigo para los barcos. Buscamos que se aceleren las inversiones y nos han asegurado que este año se licitará una partida de 200.000 euros para esos pantalanes.

Texto y fotos: S.H.M.

4 Comments