Una paciente de Oftalmología se ve “desamparada” ante la “ausencia de profesionales” en el Hospital

Hospital Doctor José Molina Orosa de Lanzarote.

Tienen rostros los registros de las listas de espera sanitaria en la Isla; y no pocas veces los pacientes caen en la frustración en medio de ese tiempo de espera.

Oftalmología, Traumatología y Cirugía son las especialidades con mayor sobrecarga de pacientes en el Hospital Doctor José Molina Orosa de Lanzarote.

Según los datos del propio Servicio Canario de Salud, en los seis primeros meses de este ejercicio que estamos a punto de cerrar, ya se había incrementado la lista de espera de esta especialidad en un 25%, pasando de 100 a 133 el número de pacientes que aguardaban a ser atendidos en la Isla en junio pasado.

El servicio de Oftalmología de este centro hospitalario conejero no logra reducir la saturación del usuarios a pesar de las derivaciones que realizan en ocasiones los profesionales.

Silvia Ramón, una de estos usuarios del servicio de Oftalmología en el Molina Orosa, se dirige a esta Redacción para denunciar su situación: “Llevo quejándome un año y repetidamente me dicen que no tienen todavía oftalmólogos; y mi caso es que me tienen que revisar cada tres meses mi visión ya que no tengo ninguna tontería. Tengo que luchar por mi 5% de visión”, relata esta paciente lanzaroteña.

Nos confirma Silvia que durante un tiempo la estuvieron derivando al Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, aunque desde hace algo más de un año la atienden en el Hospital General de Lanzarote: “Me encuentro con la situación de que no hay oftalmólogos; llevo quejándome un año y repetidamente me dicen que no tienen todavía profesionales (…). Me dirijo a la dirección del Hospital y me contestan que harán lo que puedan por llamarme lo antes posible para una consulta. Y nada, no me llaman. Es una vergüenza.”, denuncia Silvia.

En su crítica, esta paciente afirma que se siente “desamparada”, porque lleva “toda una vida pagando Seguridad Social para esto…”.

Solicita que la deriven de nuevo al Hospital Doctor Negrín, ”o a donde quieran porque con mi poca visión no se juega”, espeta.

El de Silvia es otro caso más de los dramas que sufren algunos usuarios de la Sanidad en Lanzarote. Como fue la situación de Nieves González hace unos meses; cuando se presentó en ambulancia del SUC en Urgencias del Hospital General reclamando ser operada tras tres años de espera para ser intervenida en las rodillas; por lo que vivía prácticamente recluida en el salón de su vivienda”.

3 Comments