También vigilados desde el aire

El concejal David Duarte en la sala de control del dron.

La Unidad de drones (UDRON) de la Policía Local de Arrecife ha realizado su primera operación aérea especializada con RPAS en espacio controlado, con los procedimientos de coordinación establecidos en la normativa vigente, según afirman desde el Ayuntamiento de Arrecife.

Este recurso aéreo se activó con el objetivo de velar por la seguridad de los miles de asistentes que se congregaron en la playa capitalina de El Reducto el pasado sábado en el evento “LOS40Pop Arrecife 2018”. Por ello, se informó a los asistentes que la videocámara móvil implantada en el dron estaba realizando captaciones de imágenes, “con la finalidad de prevenir conductas que pudieran ser constitutivas de hechos delictivos”, apostillaban hoy desde el consistorio.

Los agentes adscritos a la unidad aérea policial tuvieron que realizar todos los procedimientos aeronáuticos establecidos, realizar un plan de vuelo y comunicar el inicio y final de la operación aérea a la torre de control.

Las imágenes grabadas deben luego destruirse, de no existir denuncia.

El concejal responsable del Área, David Duarte, recuerda este lunes que “las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad deben seguir los principios básicos de actuación para hacer uno de videocámaras, así como captar imágenes y sonidos en lugares públicos, a los efectos de la Ley 4/1997, cuando pueda haber un peligro concreto y bajo los principios de proporcionalidad e intervención mínima, sin que con ello se vulnere ningún derecho fundamental”.

Desde el Ayuntamiento explican que las imágenes registradas serán destruidas en el plazo legalmente establecido, siempre que no haya una denuncia por una presunta infracción penal y hubiera que poner a disposición judicial los registros obtenidos.

Por último, según informa la Policía Local, el empleo del dron policial contribuye a una coordinación efectiva entre el Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Local de Arrecife.

Además, señalan que “en años anteriores se habían registrado algunas peleas, mientras que este año no se produjo ninguna. Del mismo modo, las asistencias a personas con intoxicaciones etílicas redujeron considerablemente respecto al año anterior.

Un menor desaparecido

Por otro lado, el aparato sirvió también para colaborar desde el aire en la búsqueda de un menor desaparecido, siendo localizado posteriormente por efectivos que velaban por la seguridad desde tierra, según los datos oficiales.

Y desde esta perspectiva aérea también se pudo hacer una estimación de asistentes al evento, siendo la cifra calculada unas 10.000 personas aproximadamente.