Somos pedirá soluciones al impacto de las obras del frente marítimo

“Debatir la difícil situación que soportan los vecinos y comerciantes de la Avenida La Marina, en el frente litoral de Arrecife, afectados por las obras del plan de peatonalización”; ese es el objeto de una de las iniciativas de gestión desde la oposición que presentará en el próximo pleno del Cabildo de Lanzarote la formación Somos Lanzarote.

La organización ha presentado una interpelación dirigida al grupo de gobierno, y más concretamente al responsable de Comercio, Manuel Cabrera, instando a que dé explicaciones sobre las razones que motivan el retraso de unas obras que deberían estar finalizadas a finales de este mes, tal y como contempla el contrato firmado con la empresa Ingemot S.A.

Tras sus contactos vecinales, Somos trasladará al pleno cabildicio la sensación de “desorganización, dejadez y desinformación”, que está provocando la indignación de buena parte del pequeño comercio local de la capital de la isla, dicen

Aunque afirman ser conscientes de la “necesidad de acometer obras en los espacios urbanos, y de que estas suelen traer aparejadas molestias”, sin embargo, señalan, “en este proyecto existen agravantes que consideramos no responden a la buena práctica política, por lo cual es preciso recabar explicaciones y exigir responsabilidades”.

Entre los “fallos cometidos”, desde el colectivo destacan “la aparente falta de coordinación entre instituciones, sin fijar con claridad una fecha de finalización de obras, ofreciendo expectativas irreales; la inexistencia de un objetivo claro, con titubeos respecto a cuestiones fundamentales como la movilidad por la zona en vehículos privados una vez acaben las obras; la ausencia de información a los afectados y aparente insensibilidad de los responsables públicos a la hora de articular medidas de apoyo, así como la escasa planificación temporal de los trabajos, que para colmo se han hecho coincidir con la época de mayor previsión de ingreso de las pequeñas empresas”, enumeran.

Todas estas cuestiones se suman, según la organización insular, “al hecho principal que genera el malestar, y es que las obras no se finalizarán en el plazo establecido inicialmente”.

También exigen datos definitivos sobre cómo se prevé la movilidad en ese espacio una vez finalicen los trabajos, así como sobre “las medidas adicionales a tomar para resarcir a los afectados, así como para una mejor información de los mismos, en coordinación con el resto de instituciones”, concluyen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies