San Bartolomé sólo permitirá el paso de quads por 3 de sus caminos rurales

El municipio de San Bartolomé acaba de aprobar su ordenanza reguladora de la protección de caminos rurales por el tránsito de excursiones de quads, buggies, motos de trial, enduro, cross y vehículos de naturaleza análoga.

El texto contempla prohibiciones generales en relación con la circulación con este tipo de vehículos; contemplando que no podrán pasar por caminos rurales, vías urbanas, avenidas, plazas, parques, y zonas ajardinadas por entenderse que se trata de zonas cuyas condiciones de seguridad, interés paisajístico, ganadero o agrícola, o compatibilidad con el uso de otros vehículos y el de personas, lo que hace preciso prohibir el empleo con fines recreativos o deportivos, según recoge el texto.

La ordenanza, que fue aprobada definitivamente por unanimidad durante el Pleno celebrado este lunes, 23 de julio, sí establece en cambio tres caminos por los que está autorizado el paso a estos vehículos. En concreto lo permite en el Camino de la Nave Municipal, el Camino La Cañada y en el Camino Las Majadas.

El objeto de la normativa, cuyo incumplimiento recoge sanciones económicas, es regularizar la utilización de los quads, buggies, motos de trial, enduro o cross y vehículos de características análogas para fines deportivos o recreativos, o destinados a su alquiler en el término municipal de San Bartolomé, en cuanto a la publicidad, estacionamiento y circulación de los mismos, a través de caminos rurales en su ámbito de competencias, tanto en lo referente a la circulación motorizada individual como en grupo.

Según Alexis Tejera, concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de San Bartolomé, en el texto “se protegen las vías urbanas y en especial los caminos rurales del municipio pretendiendo evitar el deterioro que sufren por el paso de vehículos de estas características, con el objetivo final de garantizar la conservación del patrimonio natural del municipio, asegurando a la vez el respeto a la población y a la propiedad pública y privada del mundo rural, y la protección de elementos culturales y paisajísticos”, pormenorizaba el edil.

La ordenanza se publicará en el B.O.P. de Las Palmas, no entrando en vigor hasta una vez transcurridos 15 días hábiles a partir del día siguiente de la publicación en el citado Boletín.

One Response