Los siete ayuntamientos exhiben su patrimonio en la Feria de Artesanía

La impronta manriqueña en Arrecife, la viticultura en Yaiza, la tarea artesanal del timple en Teguise o la antigua industria tomatera de Tías son algunos de los trazos de identidad municipales que aportan este año a la XXX Feria de Artesanía de Lanzarote sus respectivos ayuntamientos.

Y los siete consistorios conejeros están presentes en la cita para mostrar algunos de estos valores culturales y sociales locales a los miles de visitantes que estos días pasan por el recinto ferial de Mancha Blanca.

Así, un año más veremos el stand del Ayuntamiento de Haría, un espacio dedicado esta vez a los yacimientos arqueológicos del municipio y al paleontológico de Órzola, así como a los valores etnográficos de la zona.

Los concejales Soraya Brito y José Pérez Dorta pasaron por el espacio de su municipio, donde subrayan su carácter arqueológico.

En el rincón del Ayuntamiento de Arrecife vemos las imágenes en gran formato de las piezas artísticas e intervenciones urbanísticas de César Manrique en la ciudad. Y allí podemos descubrir el inmueble en el que nació el artista, hoy local del restaurante Casa Ginory-Charco vivo; o los colores intensos de la obra La Salamandra, el colorista mural que decora la oficina de Caixa bank en la Avenida marítima.

Algunos miembros de la corporación de Arrecife, entre la alcaldesa Eva de Anta, subrayaron el agrado del público a su propuesta de este año.

El Ayuntamiento de Tías recrea por su parte su pasado tomatero en el stand de la Feria de Artesanía de Los Dolores, porque Lanzarote, antes de la llegada del turismo a finales de los años 60 del pasado siglo XX, era una isla dedicada a los trabajos agrícolas y pesqueros. El tipismo y la historia agraria se puede contemplar en este stand municipal de Tías, donde topamos con buenos atrezos que logran entre los visitantes “ sentirse en los años 60 del pasado siglo XX frente a una empresa empaquetadora de tomates”.

El alcalde Pancho Hernández y representantes del consistorio de Tías han resaltado la tradición agrícola de su distrito en el 50 Aniversario de Puerto del Carmen.

Por otro lado, si seguimos en el sur de la Isla podemos ver el rincón ideado por el Ayuntamiento de Yaiza en la Feria. El sitio hace un guiño al paisaje protegido de La Geria y a todo el esfuerzo y sacrificio del sector vitivinícola, agricultores y bodegueros, que ya esperan ilusionados la cata de excelentes caldos. El stand recuerda el cultivo de la vid en tierras fecundas de La Geria gracias al ingenio y trabajo de hombres y mujeres, las peculiaridades del paisaje “manchado” de picón, la producción de vino representada en una prensa, un viejo lagar y un cestón y el producto final embotellado, todo adornado con fotos de La Geria en gran formato.

El alcalde del municipio de Yaiza, Óscar Noda, estaba acompañado por varios miembros de su equipo de Gobierno en la puesta de largo de la feria insular artesana.

Igual de agrícola se muestra el stand del Ayuntamiento de San Bartolomé, dedicado a la batata cultivada en jable de manera artesana. Se trata de un producto gastronómico que representa a los vecinos de este municipio. De consumo diario, elaborado de diferentes maneras, da mucho juego como producto gourmet y para alta cocina que busca crear nuevos platos pero recordando nuestros sabores tradicionales. El objetivo del stand este año es representar este producto de forma visual y documentar la importancia del jable.

San Bartolomé busca resaltar el valor del jable como generador de productos agrícolas tradicionales y de calidad. En la imagen, los ediles David Rocío e Isabel Sosa.

Otros dos ayuntamientos, como el de Teguise y el de Tinajo, nos muestran aspectos locales como son la extinta industria artesanal del Timple, en el caso de los trompeteros, o la devoción y patrimonio eclesiástico del municipio anfitrión de esta Feria de Artesanía de Lanzarote, el tinajero.

La Feria cierra sus puertas este domingo día 16 de septiembre.

El anfitrión nos muestra imágenes y maquetas del amplio patrimonio eclesiástico que salpica el municipio.

Teguise dedica su sitio a los artesanos del timple, en un municipio donde el folclore es una de las señas de identidad de la cultura local.

One Response