La Policía Nacional no cree que hubiera detención ilegal a una menor en el altercado de ayer en El Charco

Agentes de la Policía Nacional y Policía Local de Arrecife detenían en la tarde del jueves en El Charco de San Ginés a un hombre por el altercado que protagonizó en un bar, un suceso donde se vio implicada una menor en la que se escudó cuando fueron a retenerlo hasta la llegada de los efectivos de seguridad.

En un principio”, señalan desde la Jefatura Superior de Policía de Canarias, “los investigadores no consideran que en el altercado el sujeto tuviera intencionalidad de secuestrar o detener ilegalmente a la menor durante la discusión”, aclaran después de que ayer tarde los rumores que circulaban en la ciudad sobre este asunto apuntaran a un intento de secuestro.

Según confirman fuentes policiales, el arrestado, de nacionalidad marroquí, presentaba claros síntomas de inestabilidad emocional: “Había estado molestando a los clientes buscando riña, se había quintado la camisa, y cuando alguien se dirigió a él para reprocharle su actitud, el hombre agarró a la niña y se escudó detrás de ella”, relatan.

El tumulto tenía lugar a última hora de la tarde en el conocido Bar La Miñoca, uno de los que salpican el paseo de El Charco. Muy frecuentado en esos instantes, el incidente fue presenciado por decenas de personas.

El hombre fue retenido allí hasta la llegada de dos patrullas de la Policía Nacional, y los agentes eran los encargados de arrestarlo y llevarlo a dependencias de la Comisaría de Arrecife, donde hoy continúa.

Previsiblemente mañana sábado pasará a disposición judicial.

La posible acusación se dirigirá a la alteración del orden público o similar porque, como se ha señalado, “en principio los investigadores no establecen la supuesta intencionalidad de secuestro o detención ilegal de la menor” por parte del arrestado.

Malestar en la Policía Local de Arrecife

En el atestado realizado por la Policía Local de Arrecife sí se apunta a la intencionalidad del arrestado de retener a la pequeña en medio de la discusión, hasta que finalmente llegaron los agentes arrecifeños.

Desde la Policía Local capitalina señalan sobre este asunto que fueron ellos los que realizaron la intervención y no los agentes de la Policía Nacional, algo que ha causado malestar en la unidad porque se les ignora en la información facilitada desde la Jefatura Superior canaria.

Los efectivos de la Policía Local capitalina, de la Unidad de Seguridad Ciudadana e Intervención (USCI), fueron los que actuaban en el incidente; “los que detuvieron al sospechoso y lo esposaron para luego entregarlo en Comisaría”, señalan fuentes del Ayuntamiento de Arrecife al precisar la información facilitada desde la Policía Nacional.