La Policía Local desbarata el intento de envenenamiento de un joven

La Policía Local de Teguise hacía público esta semana una intervención que diríamos propia de una película, si no fuera porque fue real y pudo finalizar en tragedia.

Según el informe policial, los agentes desbarataron este jueves día 15 de diciembre por la mañana (11:00h) el intento de envenenamiento de un joven de unos 20 años de edad que se encerró en el interior de su vehículo y, conectando una manguera al tubo de escape, inhaló monóxido de carbono en el habitáculo. Los policías sacaron al joven semiconsciente del coche después de romper el cristal de la ventanilla, cuando la víctima se encontraba convulsionando.

Todo comenzó con la denuncia de un ciclista, que se personó en las dependencias policiales en la Villa de Teguise. El hombre, visiblemente nervioso, según detallan en el informe policial, relató a los agentes de servicio que circulaba en bicicleta por un camino de tierra que termina en lluna glorieta de Los  Arcos, hacia Costa Teguise, y observó un vehículo a un joven de unos 20 años, y que en la parte trasera  se hallaba  instalada  una manguera, “que salía del tubo de escape y se introducía por el maletero en el habitáculo”.

Ante tal descripción, urgentemente se desplazaron a la zona los policías, los cuales localizaban allí huellas en el suelo pero ya no se encontraba allí el vehículo. Continuaron la búsqueda por los aledaños sin resultado, hasta que minutos más tarde observaban y localizaban en un lugar conocido popularmente como Mataburros -entre Guatiza y El Mojón (imagen superior)- un vehículo de las mismas características que el descrito por el ciclista. El coche estaba “escondido detrás de un montículo de picón, y que en el cristal delantero tenía colocada una toalla”, relata la Policía Local.

Los agentes constataron que el motor estaba en funcionamiento, y que tenía conectada una manguera desde el tubo de escape hasta el interior del automóvil. Observaron que en su interior un joven se encontraba semiconsciente, “acostado en el asiento del conductor. El habitáculo estaba completamente lleno de humo y gases, supuestamente procedentes del motor del vehículo”, relatan.

Al estar el vehículo  cerrado, tuvieron que romper la ventana y sacar del interior al joven,  quién “se encontraba  convulsionando”, explican, momento en el que dieron aviso a la Sala Operativa del 1.1.2. Finalmente, una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario (SUC) trasladaba a la víctima al Hospital José Molina Orosa de Arrecife, encontrándose ya consciente a su llegada al Centro médico, según detalla la Policía Local de Teguise.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies