La Policía Local de Arrecife se incauta de falsificaciones por valor de 1M€

La Policía Local de Arrecife ha desmantelado un negocio de fabricación de prendas textiles falsas instalado en una nave industrial, en cuyo interior se localizó diversa maquinaria además de transfers, fotolitos y clichés utilizados en el proceso de serigrafiado y estampación de camisetas de marcas de reconocido prestigio.

La valoración de la mercancía intervenida, en caso de haberse utilizado los medios legales de distribución y venta en el mercado, asciende a más de un millón de euros.

Los agentes adscritos a la Unidad de Documentoscopia (UDOC) de Arrecife han investigado al propietario de la maquinaria industrial y de la actividad, así como a la diseñadora de los signos distintivos de las marcas, como autores de un presunto delito contra la Propiedad Industrial e Intelectual, y no descartan que la lista de encartados aumente, según explican este lunes en un comunicado de prensa.

Los hechos se remontan al pasado día 24 de agosto, cuando los funcionarios policiales acompañados por el perito experto en Propiedad Industrial, adscrito a la Comisión Antipiratería del Ministerio de Cultura, realizaron una inspección en una nave industrial del municipio, donde se realizaban estampaciones serigráficas y termo-estampados en camisetas y polos.

En la revisión de la maquinaria industrial se contabilizaron once planchas de impresión industriales utilizadas para la estampación de camisetas en la técnica de serigrafía; cuatro máquinas industriales para la citada confección, dos máquinas tintadoras, un compresor alimentador, una secadora y una reveladora de fotolitos.

Entre las prendas de ropa se incautaron un total de 2.840 unidades ya estampadas con signos distintivos de marcas registradas falsificadas; 6.380 transfers de termo-estampado con el logotipo de las marcas falsificadas, así como láminas utilizadas para la estampación de los clichés. 

Posteriormente, tras solicitar la preceptiva orden judicial, los agentes intervinieron numerosa documentación de carácter administrativo y un ordenador personal que se hallaban en la oficina, indicios para valorar el volumen de mercancía presuntamente falsificada y comercializada y el marco temporal de actividad de la fábrica.

Según el relato policial, todo apunta a que la actividad industrial objeto de investigación podía funcionar como proveedora de numerosos comercios de Lanzarote.

El concejal de la Policía Local, David Duarte, ha felicitado hoy nuevamente a los agentes de esta unidad especializada, “cuyo exhaustivo trabajo preserva los derechos tanto de las marcas como de los consumidores”.

One Response