La patronal turística premia a los tres mejores belenes de los hoteles

La Asociación Insular de Empresarios de Hoteles y Apartamentos de Lanzarote, ASOLAN, y la Orden del Cachorro (OdC) entregaron este jueves, 3 de enero de 2019, los premios del I Concurso de Belenes organizados por ambas entidades entre los establecimientos alojativos de la isla.

El certamen, incluido en el programa de actividades que la patronal turística insular organiza en estas fechas navideñas, concedió el primer premio para el complejo Villas Kamezi, cuyo nacimiento destacó por la originalidad de su diseño y el material utilizado

El Belén instalado en este complejo de Playa Blanca consiguió la mejor calificación del jurado, seguido por el Hotel Princesa Yaiza, también ubicado en el Sur de la isla, que se sitúo en segundo lugar.

Por último, Apartamentos Hibiscus, en Puerto del Carmen, quedó en tercer lugar.

La presidenta de ASOLAN, Susana Pérez, felicitó a los ganadores del concurso y quiso destacar el interés suscitado entre el personal de los establecimientos participantes de esta primera edición, y aprovechó para agradecer “el esfuerzo y cariño que sus creadores han puesto en todos los belenes”.

La entrega de premios se realizó este jueves en el establecimiento ganador, Villas Kamezi, cuya directora, Rosanne Hensbroek, recogió el premio acompañada por personal del establecimiento. Asistieron también la presidenta de ASOLAN, Susana Pérez y Marcial Morales, en representación de la Orden del Cachorro de Lanzarote, asociación co-organizadora de esta iniciativa.

Además del diploma acreditativo, los ganadores recibieron  un premio en metálico por valor de 500 euros para el primer clasificado y de  300 y 150 euros para el segundo y tercer puesto, respectivamente. Por acuerdo de los establecimientos participantes, esta cantidad será entregada al personal responsable de la construcción de los belenes.

El concurso de belenes se realizó con el interés de promocionar y fomentar una de las tradiciones canarias más arraigadas, dar valor a las tradiciones populares y al mismo tiempo difundirlas entre los huéspedes de los establecimientos hoteleros de la isla, según señalan sus organizadores.