La mitad de los menores inmigrantes en Canarias están en Lanzarote


De los poco más de 300 presuntos menores inmigrantes acogidos en el Archipiélago 150 están en Lanzarote y, de estos, 120 no tienen los resultados de la prueba ósea, según los datos actualizados del Gobierno de Canarias.

Por ello, el Ejecutivo regional y la Comisión de Asuntos Sociales de la Federación Canaria de Islas (FECAI) han exigido al Gobierno central que agilice estas pruebas óseas a los jóvenes inmigrantes llegados a la isla de los volcanes, para confirmar su minoría de edad y como procedimiento previo que permite derivarlos a otras islas y atenderlos con mayores recursos.

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido, explicó en la reunión mantenida ayer en Fuerteventura que “para continuar con el reparto hacia otras islas es necesario que el procedimiento para establecer si un joven es o no mayor de edad sea más rápido, algo que no depende del Ejecutivo regional y que pospone el traslado de los jóvenes”, apuntó la consejera.

Apuntó que justo hoy han partido hacia Tenerife 10 menores que ya tenían resultados de la prueba ósea, “pero el traslado debe hacerse con toda la prudencia, cumpliendo la ley y siguiendo las indicaciones que nos dicte la Fiscalía“, precisó Valido. “No podemos meterlos en un avión sin determinar primero su minoría de edad, porque estamos convencidos, además, de que algunos que se declaran como menores de edad son adultos, y si esa realidad se confirma pasarían a otros dispositivos”.

La consejera valoró la colaboración de las distintas administraciones canarias, que ha puesto de manifiesto una vez más el espíritu de cooperación y acogida que caracteriza a la sociedad de las Islas.

En cambio, Valido volvió a mostrar su malestar por la “falta de sensibilidad por parte del Estado tanto hacia el Gobierno de Canarias como hacia el Cabildo de Lanzarote, que es la corporación que está dando la primera respuesta humanitaria ante la llegada de pateras con menores extranjeros a bordo”, dijo.

Además, alertó de que el goteo de embarcaciones que se ha producido en los últimos tiempos pone de manifiesto “que el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) no está funcionando correctamente”.

Por otro lado, el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, se manifestó en el mismo sentido que la consejera. “Somos conscientes que tenemos que dar una respuesta a la acogida de los menores no acompañados, y en esa dirección vamos a seguir trabajando codo con codo para ofrecer un trato humano que no impacte negativamente sobre la población residente”. Al mismo tiempo, “debemos exigir que el Gobierno del Estado esté aquí -porque no está- para hacer frente a una situación que todo apunta que va a seguir creciendo y a la que no se le puede dar la espalda como se ha hecho”, según apostillaba el presidente majorero.

Add a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.