La capital concentra casi el 70% de los casos de consumo de drogas entre menores atendidos por el CAD

La Unidad de Atención a las Adicciones del Cabildo de Lanzarote atendió el pasado año a un total de 108 menores, de edades entre los 13 y los 18 años, aunque los profesionales estiman que su consumo comienza a los 11 años.

Los casos tratados en la Isla entre adolescentes y menores que tienen alguna adicción por consumo de drogas -principalmente alcohol, cannabis y cocaína- “sigue siendo alarmante y muy preocupante”, según afirmaban este lunes desde el Área de Bienestar Social de la institución insular.

El mayor porcentaje de los casos, casi el 70% se registra en la capital lanzaroteña, Arrecife*y por detrás de la ciudad vienen los municipios de San Bartolomé, Tías y Teguise, según los datos facilitados hoy desde la Consejería insular.

Según explicó hoy la consejera Maite Corujo (PP) durante la presentación del proyecto ‘Atención Insular a menores y Jóvenes con drogodependencia y adicciones’, este programa “pone el foco en la prevención como medida fundamental para combatir esta problemática que afecta a toda la sociedad -tanto insular, como regional y conjunto del país- y en particular a los jóvenes”.

Este proyecto preventivo cuenta este año con una financiación de 60.000 euros de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno regional.

La consejera, que estuvo acompañada en la presentación de este proyecto por la directora del Centro de Atención a la Drogodependencia (CAD), Rosa Torres, expuso que de los 108 casos, 65 menores acudieron al centro por primera vez en 2017, siendo el 85% hombres y el 11% mujeres.

Maite Corujo (izq) y Rosa Torres presentaron hoy el programa de Atención Insular a menores y Jóvenes con drogodependencia y adicciones.

Las cifras siguen siendo preocupantes y van en aumento, registrándose en los primeros nueve meses de 2018 unos 49 nuevos casos de menores que hasta septiembre han acudido a este servicio con alguna adicción”, señaló Maite Corujo.

Preocupa el policonsumo

El número de asistencias más altas se registran en el grupo de edad comprendido entre los 14 y los 16 años, que consumen principalmente cannabis, pero también otras sustancias, produciéndose en la actualidad “un policonsumo muy preocupante por los riesgos y afecciones que tiene sobre la salud”, incidió la consejera.

Este policonsumo, que según los datos se registra en el 54% de los casos, se complica en su tratamiento y asistencia provocando en los últimos años “graves patologías psiquiátricas que incluso necesitan ser atendidas con ingresos hospitalarios”.

El cannabis es una de las drogas más consumidas por los jóvenes pero el binomio cannabis-cocaina va en aumento y supone un 5,5% del conjunto de jóvenes que tienen esta adicción doble que comienza los fines de semana y termina en una preocupante realidad que a través de este programa pretendemos mostrarles de una manera preventiva, pero real, los graves efectos y deterioro que tienen estas drogas sobre la salud de los menores y su conducta de una manera didáctica, actuando principalmente desde el ámbito educativo”, subrayaron.

Para la directora del CAD, a todo esto se suma otro factor “casi más preocupante” que es la “nula percepción de riesgo del propio joven y de sus familiares”, en cuanto a que “desconocen verdaderamente cuál es el riesgo de determinadas conductas relacionadas con el consumo de drogas y los problemas y deterioro que pueden ocasionarles a muy temprana edad”, advirtió Rosa Torres.

*Arrecife concentra a unos 60.000 habitantes, de los aproximadamente 150.000 censados en la Isla.