José Montelongo cree que el PGOU “no merece improvisaciones”

En este artículo de opinión, el anterior alcalde de Arrecife, José Montelongo, expone su parecer sobre la necesidad de aprobar “sin improvisaciones de última hora” el Plan Supletorio de Arrecife.

ARTÍCULO DE OPINIÓN:

Asistimos en la actualidad al debate sobre la aprobación inicial del plan  general de Arrecife y no se debería olvidar, por lo que ello conlleva,  que el mismo fue aprobado inicialmente en el pasado mandato.

Dentro de ese marco, creo sin ningún género de dudas, que el futuro de nuestra Ciudad pasa por actualizar su normativa a unas circunstancias que han cambiado de forma considerable en los últimos años, máxime si tenemos en cuenta que las necesidades de una ciudad que supera ya los 60.000 habitantes, nada tienen que ver con aquella ciudad que comenzó su andadura normativa hace ya 25 años. Así las cosas, el partido socialista tiene la responsabilidad, al ostentar la Alcaldía de Arrecife, de concluir este Documento en el que se lleva trabajando los cuatro últimos años. Años que han visto pasar innumerables reuniones con la ciudadanía, colectivos, asociaciones, partidos políticos, que a día de hoy, continúan a la espera de las repuestas a las alegaciones que en su día presentaron, sin dejar de mencionar  las del propio Partido Socialista. Todos merecen, merecemos conocer, qué parte de nuestras demandas se ha tenido en cuenta, y qué parte han quedado desechadas.

No cabe el olvido respecto a los diferentes pleitos urbanísticos, pleitos sobre el suelo expropiado hace años que  pueden hacer peligrar el futuro económico del propio consistorio.  Suelos por los que ya en la actualidad se están pagando importantes cantidades de dinero a propietarios que lo vieron ocupado por diferentes motivos, por parte de la administración, y cuando digo motivos, me refiero a la construcción de plazas, canchas u otras dotaciones importantes para nuestro municipio.

Cierto es que se han venido ganando muchos, demostrando así la postura del Consistorio, como también es cierto que ello ha sido posible gracias a la férrea  decisión de elegir en cada momento a los mejores para defender los intereses Municipales, aunque eso nos hiciera ser blanco de denuncias y criticas infundadas. Aún así, existen en la actualidad,  otros tantos pendientes de resolución judicial, y ello nos lleva a la realidad de que piezas de suelo tan importantes como el solar de Ginory, el Islote del Frances o los suelos en la propia Vía medular sean piezas de suelo de propiedad privada que la administración no tiene posibilidad de adquirir. Sin ir más lejos, y para poder hacernos una idea, sólo tenemos que pensar en el suelo de Ginory, que ya cuenta con un justiprecio firme que le da un  valor de 25 millones de euros, precio in-asumible para un Ayuntamiento como es el de Arrecife. No podemos pues engañarnos, en un estado de derecho como en el que vivimos quizás la negociación con sus propietarios sea la única salida, siempre teniendo en cuenta que sólo existen dos vías, la expropiación o la negociación  vía convenios, no hay más.

Y hablemos ya de otra cuestión, siendo otra del las causas que empuja a la aprobación del Plan, como es la de los esfuerzos que se han hecho para dar soluciones a gran parte de los diseminados de Güime y Las Vírgenes en Argana Alta, y que pasa por la modificación también vía Plan insular, de la calificación de suelo. Estas zonas tendrán que pasar de protección paisajística a protección territorial que permite la consolidación de lo edificado siempre que no tenga ningún expediente sancionador por la Agencia de Protección del medio (Apmun), o en el caso de que este exista, bajo la formula del asentamiento rural.

Otro motivo que avala el Plan es la necesidad de que por fin Arrecife cuente con un plan parcial industrial ordenado como el de Tenorio. En primer lugar para que el Ayuntamiento obtenga suelo en el mismo y en segundo para que las inversiones en nuestra ciudad puedan seguir dándose. Y digo esto porque  a nadie se le esconde que hay pendientes inversiones importantísimas en nuestro Municipio que por la paralización del documento pueden terminar marchándose a otros municipios cercanos, que sí tienen su polígonos industriales consolidados.

El actual alcalde de Arrecife fue el candidato másvotado en la ciudad en los últimos comicios locales.

Montelongo fue alcalde de Arrecife hasta abril pasado.

No puedo dejar de referirme a los edificios históricos protegidos de Arrecife que requieren de un Catalogo que haga viable su mantenimiento. Solo protegiendo lo que realmente sigue conservando valores de nuestra arquitectura, así como permitiendo los cambios de uso de los mismos o la remonta en altura en los casos que fuera posible, conseguiríamos lo que ya existe en otras Ciudades Canarias, edificios perfectamente conservados utilizados como negocios que contribuyan a embellecer y dar vida a las zonas que ocupan.

En definitiva, toca ser serios y no tergiversar la realidad, toca dejar claro que la  aprobación inicial de este Plan General abriría la vía a una nueva exposición pública del documento y con ello a la posibilidad de presentar alegaciones al mismo si se creyera necesario.

En conclusión, Arrecife requiere ya de forma urgente, la altura de miras de todos los partidos políticos. Nuestro Municipio y sus vecinos requieren respuestas a los diferentes problemas que actualmente sufren. Aportar para sumar y mejorar, aportar para que nuestra Ciudad siga avanzando, Arrecife lo merece.

(Por José Montelongo).