Emergencias lanza esta Navidad la campaña “Sálvale la vida. Quítale las llaves”

La campaña va dirigida a familiares y amigos de quienes ponen en riesgo su vida.

El Consorcio de Seguridad y Emergencias de Lanzarote inicia estas Navidades la Campaña “Sálvale la vida. Quítale las llaves”, para tratar de concienciar la relevancia que tienen los amigos y familiares, porque muchas veces pueden evitar un accidente si impiden que un ser querido coja el vehículo cuando no debe, cuando no está en plenas facultades.

El presidente del Consorcio, Juan Manuel Sosa apunta que “en estas fechas aumentan las comidas o cenas con motivo de la Navidad y con ellas los accidentes y muchas veces los siniestros. Además de concienciarnos todos de que no debemos coger el coche sin estar en plenas facultades, también es igual de importante evitar que otra persona lo haga”.

La Dirección General de Tráfico en la Campaña de vigilancia de alcohol y otras drogas indica que el 43% de los conductores fallecidos en accidente de tráfico y analizados por el Instituto Nacional de Toxicología tenían presencia en sangre de alcohol, drogas o psicofármacos. En peatones ese porcentaje fue del 32%, según las cifras oficiales.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) también afirma que son causantes de casi un tercio de los accidentes mortales.

Entre los objetivos propuestos por la DGT para este año 2018 en materia de alcohol y otras drogas está la de mantener en 5 millones las pruebas de detección de alcohol y efectuar, al menos, 100.000 test de detección de drogas.

Por último, una encuesta de la Fundación Mapfre sobre conducción y drogas en 2016 concluye que la tolerancia al consumir y conducir es muy alta, especialmente en jóvenes. A pesar de considerar las drogas como un factor de riesgo, dos de cada tres conductores jóvenes reconocen haber viajado con un conductor bebido, y uno de cada tres con uno que había consumido porros, en los últimos 6 meses.

La droga más consumida en España es el cannabis, sustancia que se percibe como la menos peligrosa para la conducción.