El Cabildo deberá “borrar” los nombres franquistas aún existentes

La aprobación, por unanimidad, por parte del Plenario insular de la moción presentada por Somos Lanzarote precipitará durante los próximos días la retirada de las señales de tráfico que aún indican a las entradas a Arrecife -por las calles “José Antonio Primo de Rivera” y “General García Escámez”- nomenclaturas que ya han sido retiradas de otros soportes, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

El acuerdo del Cabildo de Lanzarote exige que se sustituyan dichos nombres franquistas por los actuales, esto es, por el artista canario “Manolo Millares” y el científico “Dr. Juan Negrín”, respectivamente.

Desde Somos Lanzarote se lamentaban que, “prácticamente al mismo tiempo que se retiraban definitivamente los nombres fascistas de las calles de Arrecife, se inaugurara una vía que conserva dicha nomenclatura y sigue ensalzando a figuras históricas de ingrato recuerdo para cualquier demócrata”, puntualizaron.

Cuatro de cinco mociones

Durante el pleno del Cabildo de Lanzarote, celebrado el pasado viernes, se aprobaron por unanimidad cuatro de las cinco mociones presentadas por Somos, iniciativas entre las que se encontraba también la mejora ambiental y paisajística del entorno de la carretera de circunvalación de Arrecife.

La moción, expuesta por el portavoz Tomás López, señalaba que “la carretera de circunvalación de Arrecife es una de las vías con mayor tráfico de la isla, sirviendo de nudo para la mayor parte de las rutas insulares, y discurriendo junto a áreas densamente pobladas, como San Francisco Javier, Argana, Maneje y Titerroy”. Proponían que “se deben acometer mejoras que embellezcan y den calidad paisajística a la ruta”. La moción insta también al Gobierno de Canarias, que aun no ha entregado la obra, a que construya muros de contención en los márgenes de la carretera “que sirva para el embellecimiento de la ruta, y evite que futuras lluvias arrastren tierra hacia la calzada”.

Aclarar la relación de Calatayud con Canal Gestión

Por otra parte, sacó adelante una moción en la que instaba al Cabildo de Lanzarote y al Consorcio Insular de Aguas a esclarecer si la empresa Canal Gestión Lanzarote, o su matriz, Canal de Isabel II, han mantenido vínculos económicos o contractuales con el abogado, y asesor del Cabildo en materia jurídica, Ignacio Calatayud Prats.

Según expuso el portavoz, dicho abogado, que ha percibido altos ingresos del Cabildo insular a través de diferentes contratos durante los últimos años, ha tenido un papel fundamental “antes, durante y tras la privatización de la empresa pública INALSA, de la que fue adjudicataria Canal Gestión”. Además, los informes de Ignacio Calatayud fueron los que condujeron a la incautación de las instalaciones hidráulicas de Club Lanzarote en Montaña Roja, actuación que en la actualidad se investiga por parte de los tribunales de justicia, y de la que también ha sido beneficiaria Canal Gestión.

Por todo ello, Somos Lanzarote considera que existe la duda de si estamos ante un caso “en el que la puerta giratoria no para de dar vueltas”, ya que un mismo individuo podría haber estado “cobrando de una administración y de una empresa a la que se le ha adjudicado un contrato de estas características, al mismo tiempo”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies