Detenido por incumplir una orden de alejamiento y amenazar a su ex pareja

La Guardia Civil  ha detenido a un hombre de 35 años, de Arrecife, por un delito de violencia machista y vulnerar una orden judicial. El detenido, con antecedentes en esta misma materia y que responde a las iniciales de A.R.A, ya había sido juzgado por hechos similares en febrero de este año, y sobre la misma víctima. Ahora, ha sido acusado de vulnerar una medida judicial de orden de alejamiento y prohibición de comunicación con la citada, además de amenazarla y coaccionarla.

Durante el pasado mes de febrero, A.R.A. fue detenido por amenazas y lesiones leves contra la misma persona. En concreto, la Guardia Civil procedió a su detención el pasado 20 de febrero, tras tener conocimiento de los hechos mediante denuncia de la víctima. En primera instancia, la  Autoridad judicial ordenó como medidas cautelar una orden de alejamiento y prohibición de comunicación con la víctima, hasta que se desarrollase la vista oral o juicio definitivo por los hechos.

Sin embargo, como resultado de las investigaciones desarrolladas por la Guardia Civil posteriormente, y tras la denuncia presentada por la víctima el pasado día 7 de junio, se comprobó cómo A.R.A. incumplió dicha pena provisional desde el pasado mes de abril.

Amenazas y coacciones

Además los agentes explican que comprobaron las amenazas que presuntamente A.R.A. realizó a la víctima y a las amigas de ésta, consistentes en “quemar o destrozar sus vehículos particulares, con el objetivo de que no declarasen contra él cuando se produjese la correspondiente vista oral o juicio por los hechos cometidos en febrero y ya referidos”, relata la Benemérita.

Paralelamente, A.R.A. supuestamente coaccionó a la víctima para que tuviese relaciones sexuales con él, con la advertencia de publicar en Internet y en sus redes sociales fotografías de ella de carácter íntimo.

Por todos estos hechos, los agentes de la Guardia Civil procedieron a la detención del hombre como supuesto autor de los delitos de quebrantamiento de condena, coacciones y amenazas encuadrados contra su ex pareja, conocido comúnmente como violencia de género.

El detenido pasó a disposición del correspondiente Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Arrecife el pasado día 7 de junio.