Denunciado por el maltrato al perro de su ex pareja que estaba a su cargo

Imagen de la perra, en el patio, entre excrementos.

La Unidad de Protección Animal y Medio Ambiente de la Policía Local de Arrecife propone para sanción administrativa por maltrato animal a un vecino de la ciudad que se quedó a cargo del perro de su ex compañera. La colaboración ciudadana fue determinante para poner en conocimiento y ayudar a los agentes a solventar la situación por la que pasó el animal durante días.

Según el relato policial sobre este asunto, inicialmente les llegó un aviso de que había un perro que se pasaba las 24 horas con el bozal puesto (“se ve que se lo quitaban sólo para darle comida”, según la Policía). Los miembros de la Unidad de Protección Animal estuvieron haciendo seguimiento a este caso “durante un mes, debido a que nunca se localizaba a nadie en la vivienda, a pesar de realizar servicios hasta la 01:00 y 02:00 horas”, detallan los agentes; que también aclaran que “compañeros de otros grupos también pasaban por la vivienda para intentar localizar a la persona que allí vivía; pero todo era en vano”.

Cada vez que visitábamos el domicilio, el animal siempre se encontraba en la misma situación: bozal puesto, sin agua, en condiciones higiénico-sanitarias lamentables, y un cacharro con comida (comida que no podía ingerir debido a que tenía el bozal y llorando de forma desesperada)”, pormenorizan los agentes.

Los agentes realizaron un seguimiento del caso durante días.

Después del seguimiento, los policías lograron saber quién vivía allí y, tras recibir una llamada alertando de que había un animal suelto en la calle donde se encontraba ese perro, acudieron al lugar para comprobar que se trataba de la perra, que había logrado escapar de la vivienda por la ventana. Unos vecinos la cogieron y alertaron a los policías.

El animal contaba con microchip, así que los investigadores llamaron al teléfono asociado. “Automáticamente nos responden. Era su dueña, que nos cuenta que había dejado a su animal a cargo de su ex pareja durante un tiempo por motivos de trabajo. Entonces, le contamos la situación en la que se encontraba el animal y, entre lágrimas, nos dijo que no se lo podía creer… Ella se encontraba en otra isla”, relatan desde la Unidad de Protección Animal.

Al día siguiente su dueña se trasladaba a Lanzarote para recoger a su perra.

Finalmente, se localizaba a quien estaba a cargo del animal, y se le informó de todo lo ocurrido. Los agentes le comunicaron que iba ser propuesto para sanción administrativa por maltrato animal y varias denuncias que se le impondrán.

La Protectora Sara acogió al animal durante un día, tiempo en el que un veterinario le realizó un chequeo.

Imágenes de la Unidad de Protección Animal de la Policía Local de Arrecife.

8 Comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies