Denunciada en La Tiñosa una empresa de alquiler de motos náuticas

Agentes del Destacamento Marítimo de la Guardia Civil en Fuerteventura han realizado este mes una inspección a una empresa dedicada al alquiler de motos náuticas en Puerto del Carmen (Tías).

La inspección se realizó el pasado lunes 6 de agosto; y se enmarcaba en el desarrollo de la campaña de control de motos náuticas que este verano realiza estos destacamentos en las islas.

Dicha empresa incumplía diferentes preceptos del Real Decreto 259/2002, de 8 de marzo y todas afectaban a la seguridad colectiva de la empresa en lo que a la utilización de las motos náuticas se refiere, entre las que destacaba carecer de teledesconexión del motor, carecer de autorización federativa, no tener el número de monitores exigidos por usuario así como no haber realizado la comunicación previa del inicio de la actividad a la Consejería Autonómica competente.

Según detallan hoy desde la Guardia Civil, en el momento de la inspección se estaba llevando a cabo por parte de la empresa una excursión colectiva, para la que los usuarios precisan disponer, al menos, de autorización otorgada por alguna Federación de Motonáutica, de la cual carecían, según los agentes.

El citado Real Decreto -en su artículo 10- cita que todas las motos deberán disponer de un mecanismo de control remoto que permita a la empresa la teledesconexión del motor con el fin de “evitar situaciones de riesgo, colisiones o conductas inadecuadas por parte de los usuarios”.

Las motos inspeccionadas carecían de dicho mecanismo. “Además deberá contarse al menos con un monitor-controlador por cada cuatro usuarios y en este caso eran 7 los usuarios y sólo había un controlador monitor”, explican los investigadores.

La Ley 12/2007, de 24 de abril, de Ordenación del Transporte Marítimo de Canarias, en su artículo 8 obliga a la comunicación previa de inicio de actividad a la Consejería autonómica competente, trámite que no se había realizado tampoco.

La empresa fue inspeccionada a principios de mes en Puerto del Carmen.

Los agentes procedían también a denunciar el hecho de patronear la embarcación de control (embarcación de apoyo donde se debe encontrar al menos un monitor) careciendo o no presentando el seguro obligatorio y titulación que lo habilite para el gobierno de la misma. Dicha embarcación tampoco tenía en vigor -ni solicitado el despacho- para realizar la actividad, el cual otorga Capitanía Marítima.

Dicho establecimiento ofrece entre sus servicios la posibilidad de realizar excursiones al islote de Lobos, cuando legalmente para poder ir en moto acuática hasta el citado lugar desde Lanzarote haría falta como mínimo la titulación de “Patrón de Moto Náutica A” por  parte de quien maneje la moto acuática, situación “muy improbable pues los usuarios suelen ser turistas”, según la Guardia Civil. 

Una campaña regional

La inspección realizada a esta empresa de Puerto del Carmen se enmarcaba en la campaña de control de motos náuticas en periodo estival iniciada en junio pasado. Desde entonces, el Destacamento del Servicio Marítimo de Fuerteventura ha realizado 28 inspecciones relacionadas con las motos náuticas (empresas y particulares).

La campaña se esta llevando a cabo por los distintos Servicios Marítimos Provinciales y otras Unidades Territoriales del Cuerpo.