La Red Tributaria concentra trámites y elimina el efectivo en los pagos

Desde este lunes 20 de marzo, el Cabildo de Lanzarote junto a los ayuntamientos de Arrecife, Tinajo, Teguise y Haría han fusionado la gestión y recaudación de los tributos municipales, sin menoscabo de la autonomía impositiva de los ayuntamientos, que mantendrán sus propias figuras tributarias en cuanto a tasas y precios públicos.

De este modo, tributos como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) –coloquialmente conocido como “rodaje de vehículos”-, y el Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos urbanos, también conocido como “plusvalía municipal”, serán gestionados desde una sola administración denominada Red Tributaria Insular, que contará con un único sistema informático. 

Es decir, un vecino de Teguise, Haría, Tinajo o Arrecife que disponga de varias propiedades en distintos municipios de la isla o tenga que gestionar el pago de distintos impuestos relacionados con varias localidades, no tendrá que desplazarse a cada uno de sus ayuntamientos para gestionar los pagos. Los podrá realizar todos a través de cualquier oficina de la Red Tributaria de Lanzarote, vía telemática e incluso gestionar algunos servicios vía telefónica.

Para ello, estas instituciones han modernización del sistema de pagos, de tal modo que se habilitarán nuevas modalidades, tales como el uso de tarjetas de crédito, el pago on-line, a través de la Oficina Virtual y las páginas web de los ayuntamientos que participan de la Red Tributaria Insular, y el pago en ventanilla en determinadas entidades bancarias o a través de transferencia; lo que ha conllevado la eliminación de los pagos en efectivo desde este pasado lunes. Hasta el momento, el vecino podía abonar en metálico los recibos de sus impuestos en las distintas oficinas de recaudación municipales.

Explican los promotores de la iniciativa, en la que se prevé que luego se integren los otros tres de los municipios lanzaroteños, que las medidas mencionadas son consecuencia de una imposición legal de régimen estatal, que persiguen la prevención del fraude fiscal y la modernización de la administración tributaria.

Si todos pagamos y cumplimos con nuestras obligaciones, todos nos beneficiamos, mejoran los servicios que prestan las administraciones y los ayuntamientos podrían incluso -a medio y largo plazo- reducir la cuantía de las contribuciones y otros impuestos que tienen establecido, al mejorar el sistema y la recaudación. Es decir, si todos pagamos y entre todos evitamos el fraude, podríamos pagar menos”, ha señalado esta semana el consejero de Hacienda del Cabildo lanzaroteño, Luis Arráez.

En la puesta en marcha de este sistema se ha contado con el personal de las distintas administraciones, que durante los últimos meses han conocido el funcionamiento del programa y que han modificado o no su ubicación laboral para la puesta en marcha del servicio insular, según explican desde el Área de Hacienda del Cabildo.

No Responses

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies