Yaiza apremia al Cabildo a renovar el servicio de recogida selectiva

El Ayuntamiento de Yaiza ha solicitado al Cabildo de Lanzarote “celeridad” en la tramitación del nuevo concurso público de recogida selectiva de residuos que debe mejorar las prestaciones del servicio en el municipio, entre otras, aumentando la frecuencia de retirada de envases ligeros, papel y cartón en los pueblos.

Esta actuación es considerada como “urgente” por el Ayuntamiento sureño, que ha venido reivindicando ante la Primera Corporación insular esta medida. También aprobó Yaiza en octubre pasado unos 76.000 euros anuales para ponerla en práctica a partir de este ejercicio 2018.

Somos conscientes de la acumulación de desechos reciclables alrededor de los contenedores de plástico, vidrio, cartón y papel, especialmente en algunos puntos de Playa Blanca, por lo que pedimos al Cabildo que atienda nuestra súplica”, apunta Gladys Acuña.

La alcaldesa entiende que “la limpieza es un esfuerzo de todos, tanto de los ciudadanos como de las administraciones públicas, por eso, en nuestro caso, no sólo apostamos por una recogida selectiva de material reciclable más eficiente apoyando el convenio con el Cabildo, sino que desde el ámbito de nuestra competencia ya sacamos a concurso público la contratación del servicio de limpieza viaria, de playas y espacios públicos de Playa Blanca, así como la conservación y mantenimiento de jardines y zonas verdes del núcleo turístico”, añadía la primera edil.

En cuanto al convenio de recogida selectiva con el Cabildo, Yaiza adelanta que tendrá más contenedores y con mayor capacidad para que los vecinos tiren los residuos que generen. Además incorpora la recogida puerta a puerta  de cartón en pequeños negocios de zonas comerciales de Playa Blanca y Puerto Calero.

Un contrato insular de 12,3 meuros

El Cabildo de Lanzarote inició el pasado mes de septiembre el proceso administrativo de adjudicación del contrato público para la concesión del servicio de recogida separada de los envases ligeros (de plástico, metal y de cartón para bebidas) y el papel-cartón de origen doméstico, separado por los propios generadores y depositados en contenedores específicos, así como el papel cartón recogido puerta a puerta en pequeños comercios e instituciones, y su transporte hasta los centros autorizados o plantas de selección.

En concreto, la adjudicación del servicio tendrá esta vez un plazo de duración de 8 años (antes fue 4), prorrogables; con un coste precio del contrato estimado de 12,3 millones de euros, más del IGIC, repartidos en las anualidades 2017/2024.

Add a Comment