Una Guía resume 50 estudios sobre el tubo volcánico de La Corona

Dice Alejandro Martínez, autor de la Guía interpretativa de los ecosistemas anquialinos de Los Jameos del Agua y Túnel de la Atlántida que “esta obra es un referente a nivel mundial para la biología evolutiva”.

Lo afirmaba durante la presentación que este lunes realizaba el Área de Medio Ambiente del Cabildo de Lanzarote, donde lo acompañaron el consejero Marcos Bergaz y el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés.

El tubo volcánico de La Corona es una cueva anquialina, según el Alejandro Martínez, “una cueva con agua que se queda aislada del mar y permite ver los cambios, la evolución, es un tesoro biológico”. La cueva está en el túnel sumergido de lava más grande del mundo tiene 1.700 metros y los últimos 1.600 están inundados, su origen está en una abertura lateral del volcán La Corona, que tiene 21.000 años.

Durante 125 años, más de 50 científicos han investigado la cueva y este libro pretende resumir todos los trabajos de exploración y estudio. Prueba del interés de la cueva es que desde el siglo XIX han venido a la Isla investigadores para analizar esta zona, incluso el jameito es una de las primeras especies del mundo descrita que habita en cuevas anquialinas.

Alejandro Martínez (i), Pedro San Ginés y Marcos Bergaz.

Esta obra representa tres generaciones de científicos dedicados a la biología subterránea. Para un mejor manejo sus autores lo han dividido en cuatro capítulos: Origen geológico del Tubo Volcánico de La Corona y los ecosistemas anquialinos de Lanzarote; Introducción a la Biología Subterránea; Fauna anquilialina de Lanzarote; y Ecología del tubo volcánico de La Corona.

El libro describe la existencia de 32 estigobios (organismos que desarrollan su vida dentro de cuevas) del tubo volcánico de La Corona, tres de ellas endémicas; 21 crustáceos; y 11 anélidos (gusanos cilíndricos segmentados), la mayoría de los cuales son exclusivos de las secciones inundadas del tubo volcánicos.

Desde un punto de vista evolutivo, el libro recoge los estigobios de La Corona, que son el resultado de miles de años de adaptación al ambiente subterráneo de Lanzarote. La conservación de los ecosistemas subterráneos de la Isla es esencial para preservar todo este tesoro biológico, pues se trata del único hábitat conocido de estas especies que suponen no solo parte del Patrimonio Natural lanzaroteño, sino también fuente de conocimientos para todos.

El trabajo comenzó a realizarse en inicios del 2.015, lo ha realizado un equipo multidisciplinar de 10 personas y ha tenido un coste de 50.000 €.

El libro está realizado por un equipo multidisciplinar, entre biólogos,  investigadores o fotógrafos: Alejandro Martínez , Brett C. González, Jorge Núñez, Horst Wilkens, Pedro Oromí, Thomas M. Iliffte, Kratine Worsaae, Juan Valenciano y Enrique Dominguez y Brett c, González.

El Departamento de Medio Ambiente del Cabildo y los autores han decidido compartirlo con todos los científicos, buceadores, investigadores o curiosos y quién lo desee lo puede descargar en la página cabildicia www.geoparqueslanzarote.org.