Un joven es recuperado de una parada cardíaca en un gimnasio de Arrecife

Un joven de 25 años de edad, que se encontraba esta mañana en el conocido gimnasio gestionado por Juan Barreto, en la calle Manolo Millares de Arrecife, sufría una parada cardiorrespiratoria de la que logró sobreponerse -aunque fue hospitalizado grave- gracias a la asistencia de los servicios de emergencia y la utilización de un desfibrilador DESA.

Sobre las 9:50 horas de este miércoles, el Centro Coordinador de Emergencias CECOES Canarias recibía esta alerta informando de la parada cardiorrespiratoria sufrida por un joven en el establecimiento. Según confirman desde la sala operativa del 112, primero fueron los agentes de la Policía Local de Arrecife los que realizaron maniobras de reanimación básicas al joven, hasta la llegada de los efectivos del Servicio de Urgencias Canario (SUC).

Agentes de Policía Local y Policía Nacional intervenían, impidiendo el tránsito de peatones al establecimiento y regulando la circulación.

Los sanitarios del SUC, después de confirmar que se encontraba en parada, tuvieron que utilizar un desfibrilador para lograr revertir la dramática situación. Se le aplicó una descarga con el desfibrilador semiautomático (DESA) logrando recuperar el ritmo cardiaco. El personal médico de la ambulancia medicalizada continuaron practicándole maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzada hasta que fue estabilizado el paciente y evacuado.

Eran momentos de nerviosismo entre los usuarios del World Class Gym, situado como decíamos en la antigua calle José Antonio de la ciudad.

Mientras, en el exterior, ante la presencia de varios agentes en moto de la Policía Nacional y de la Policía Local capitalina -que se personaban rápidamente en la emergencia- eran muchos los arrecifeños que curioseaban mirando a la puerta del centro deportivo para conocer qué había ocurrido. El SUC había trasladado al lugar dos ambulancias, una de ellas medicalizada, que permanecían en la acera.

Pasadas las 10:30 horas, cuando el joven fue estabilizado en el interior del gimnasio, era trasladado de urgencia y en estado grave al Hospital José Molina Orosa de Arrecife.

Los sanitarios tuvieron que aplicar al joven una descarga del desfibrilador DESA.

Desde el SUC recordaban esta mañana que la utilización del DESA por parte de los técnicos sanitarios en las ambulancias de soporte vital básico permiten analizar, y restablecer en su caso, el ritmo cardiaco gracias a las descargas eléctricas que realiza este aparato.

Una vez estabilizado, el hombre de 25 años fue trasladado en estado grave al Hospital José Molina Orosa.

2 Comments

Add a Comment