En estado grave un hombre de 48 años tras recuperarse de un paro cardíaco

El hombre fue hospitalizado en estado grave.

Un hombre de 48 años ha sido hospitalizado en estado grave después de ser recuperado en Arrecife de una parada cardíaca gracias a dos socorristas que utilizaron un desfibrilador semiautomático público, un suceso que se producía en la calle, en las proximidades de un centro hotelero de la Avenida Mancomunidad de la ciudad. La víctima, después de ser estabilizado en el Hospital lanzaroteño, ha sido posteriormente trasladado a un centro hospitalario de Tenerife, isla donde reside P.C, un profesional muy conocido en el mundo de la cultura regional.

Mientras llegaban los recursos sanitarios al lugar, un médico coordinador del Servicio de Urgencias Canario (SUC) era el encargado de indicar, mediante teleasistencia, cómo realizarle las maniobras de reanimación cardiopulmonar básicas a la víctima, una intervención que fue posible gracias a la colaboración de dos socorristas que se encontraban en la zona, en la Playa de El Reducto.

Estos dos socorristas aplicaron al paciente dos descargas con un desfibrilador semiautomático público, logrando finalmente recuperar al afectado, según detallan desde el SUC.

Al llegar la ambulancias, el personal sanitario fue el encargado de continuar realizándole la asistencia correspondiente y, una vez estabilizado, fue trasladado en una ambulancia medicalizada al Hospital Doctor José Molina Orosa de Arrecife.

El hombre fue atendido sobre las 14:10 horas. El Servicio de Urgencias Canario había desplazado al rente marítimo una ambulancia medicalizada y otra de soporte vital básico.

La Policía Local de Arrecife y la Policía Nacional colaboraron con el servicio de emergencias sanitaria.

El Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2 del Gobierno de Canarias fue el encargado de activar inicialmente las alarmas entre los equipos de emergencias, tras recibir una alerta en la que se informaba que un hombre podía haber sufrido una parada cardiorrespiratoria a la entrada de un centro hotelero.