Un encuentro con Jimena Álvarez

Jimena Álvarez, de padre gallego y nacida en Argentina, desde chiquitita reside en Lanzarote; y antes de ocupar su actual cargo público en el consistorio de Arrecife trabajaba en una asesoría.

Técnico turístico, esta concejala socialista tiene claro que entrar en el grupo de Gobierno en junio fue una sorpresa: “No me lo esperaba; cuando recibí la llamada de Eva y me comentó que acababa de conocer la dimisión de Zebensuí, y que la siguiente en la lista era yo. Bienvenida, me dijo. Me sorprendió, claro”, comenta cuando comentamos aspectos de su entrada en la escena política de la capital.

Se afilió con 19 años al partido. Lleva diez en la militancia socialista. Aunque ese bagaje no es gran cosa cuando hablamos de llevar las riendas de Recursos Humanos en un Ayuntamiento que cuenta con más de 400 empleados: “Era un reto, independientemente de cualquiera de las áreas que me tocara”, espeta satisfecha con la posibilidad de gestionar asuntos “de interés para los ciudadanos”, y resaltando el buen equipo humano con el que trabaja.

Defiende Jimena a los funcionarios públicos: “Hay un falso mito de los ciudadanos en torno a los funcionarios. Hay de todo, pero son buenos profesionales”. Para luego apostillar que el Ayuntamiento se está quedando pequeño. Hay muchas áreas dispersas donde los ciudadanos tienen que realizar sus gestiones, de un lado a otro. “Habría que sopesarlo, pero, aunque hay opiniones de un lado u otro, no es descabellado pensar en una nueva sede para el consistorio, aunque otra cosa son las disponibilidades económicas”.

Charlando sobre la operativa de su Área de Personal, una cosa tiene clara -y no es precisamente que fichen los trabajadores a la hora de la salida del desayuno, como nos invitó un vecino que le recrimináramos en nuestro encuentro periodístico-, y no es otra que el gran problema que tienen es “la falta de personal”. Con la población de más de 50.000 habitantes con la que cuenta Arrecife, “los expedientes tardan en exceso porque no contamos con los recursos apropiados; pero ese es un problema que debemos solventar con la organización de tareas”, dice mientras, como muchos otros políticos españoles modernos, se acuerda del techo de gasto que vienen “sufriendo” durante los últimos ejercicios.jimena

Y quizá en este marco podríamos situar la administración electrónica. Porque Jimena es además concejala de Nuevas Tecnologías: “La intención es que desde el ordenador podamos realizar la mayoría de los trámites ante el Ayuntamiento”, explica a la vez que nos recuerda que hace unas semanas comenzó a licitarse la contratación de esta nueva plataforma electrónica (180.000€) que persigue “eliminar poco a poco las colas” ya típicas en la puerta de entrada del edificio. Si esto cuaja, los vecinos podrían realizar a través de la plataforma “más de 200 tramitaciones de todo tipo ante la Institución”.

Y si de nuevas tecnologías tratamos, se compromete a que, paulatinamente, se irá introduciendo el Wifi en los distintos centros socio culturales y edificios propiedad del Ayuntamiento, fundamentalmente, “porque los vecinos nos lo piden y es una exigencia legal”.

Con Jimena Álvarez no hablaremos hoy de la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento de Arrecife, pendiente y deseada. Pero ella nos comenta que ojalá finalizara este mandato “con esa RPT en la mano”.

Habrá otra ocasión. De momento, la dejamos en su despacho, tres meses después de su entrada en política y con una apretada agenda que gestiona, claro, con una tableta.