Tragsa retoma los trabajos en la avenida marítima de la capital

“A ver si le damos pa lante a esto, o qué…”, nos comentaba esta mañana de miércoles uno de los operarios de la empresa Tragsa durante una conversación informal. Eran las primeras horas de una jornada en la que arrancaban de nuevo las polémicas obras que se acometen en el frente marítimo de Arrecife.

Los trabajos se retoman con algo más de una semana de retraso, por el recuento de material que ahora el Cabildo de Lanzarote pone a disposición de Tragsa y que antes había sido adquirido por Ingemot, la empresa que ejecutó gran parte de la obra.

Hay que apuntar que esta encomienda a la empresa pública, realizada por el Área de Comercio insular que gestiona Ariagona González (PSOE), supone un desembolso de unos 656.000 euros y tienen un plazo de ejecución aproximado de dos meses, tras los cuales deberán estar finalizar las obras.

La consejera insular de Comercio, Ariagona González, ha insistido hoy en que la finalización de este proyecto “es prioritaria y urgente”, a la vez que ha reiterado sus disculpas a los empresarios que se han visto afectados por los retrasos del mismo. “La encomienda fija el plazo de ejecución en dos meses”.

También aclaró González que el Cabildo liquidó este lunes a la empresa Ingemont, responsable de la obra hasta el pasado 3 de mayo.

“Una vez resuelto de forma definitiva el contrato con la empresa, dimos luz verde a Tragsa para que retome y concluya una actuación que mejorará el diseño urbano de la Avenida haciéndola más accesible”, señaló.

Por último, la consejera del PSOE apuntaba que su departamento ya está trabajando “para habilitar subvenciones que incidan en la mejora de los establecimientos, fachadas y mobiliario de terrazas”, para compensar mínimamente el daño causado por estos meses de cierre.