Trabajadas victorias de la UD Lanzarote y US Yaiza en la 7ª jornada

La UD Lanzarote afrontaba el choque ante el filial tinerfeño con al aplomo de la última victoria liguera a domicilio, ante el CD Vera (1-2), pero con las ausencias en el once inicial de dos habituales, Mauri y Brad. En el banquillo, veíamos al delantero Andrea, recién fichado esta semana.

Se pusieron pronto las cosas de cara para los locales gracias a una contra conducida por Rosmen, que habilitaba en banda derecha a Toñito para que éste, después de internarse en área, batiera al meta Ángel en su media salida. En los últimos dos envites en su feudo, los “rojillos” no lograban adelantarse en el marcador, y parecía que esta vez el envite casero caminaría a favor de la UD Lanzarote.

UD LAnzarote

Pero el Tenerife B no se amilanó en el planteamiento de juego, aunque esto supusiera riesgos defensivos.  Bolaños tuvo la primera de los tinerfeños en el minuto 10, cuando remató una volea en área que fue a parar a las manos de Agoney, bien colocado bajo palos. La respuesta local no se hizo esperar, y Toñito mandó fuera por poco un disparo algo escorado en su llegada.

Pero la ocasión más clara en los primeros 20 minutos la tuvo Marcos, que se encontró con un balón suelto en área, se giró y envió una vaselina que superó en apenas unos centímetros el larguero de la portería rival, y se marchó arriba.

La puntería que le falto a Marcos Cabera en esta oportunidad la tuvo en el minuto 25 de partido el centrocampista Vladimir, quien enganchó un balón suelto que le caída llovido en un lateral de la frontal rival y de fuerte disparo estrelló el esférico en el larguero, y de allí al interior de la red.

De ahí al final de la primera mitad fue la escuadra tinerfeña la que ejerció el dominio territorial, pero sin ocasiones. Quizá por el menor empuje de los tinerfeños en sus ataque, algo que intentó solucionar en el arranque de segunda mitad el técnico Kiko de Diego, que dio entrada de Óscar y Nadjib.

Por esa banda, la derecha, llegaba precisamente el primer ataque con peligro visitante en la reanudación, una jugada individual que selló Brian siendo trabado en la frontal. La falta la ejecutó el mismo Brian con pierna izquierda, alojando la pelota en el lateral de la red. Era el 2-1 y se abrían dudas en una UD Lanzarote que hacía bastantes minutos que no tenía el control,

Rosmen pudo marcar más distancia y aportar tranquilidad al resultado en el meridiano de la segunda mitad, pero no alcanzaba a rematar por encima del portero Ángel una pelota que le cayó en área pequeña tinerfeña. Fue en la siguiente llegada cuando no falló la UD Lanzarote. Una doble ocasión que logró embocar Toñito, después de que él mismo mandara un disparo previo al larguero; su rechace, lo volvía a recoger el bigoleador para lograr el 3-1.

No respiró sin embargo el conjunto de Adolfo Pérez hasta el minuto 94, porque desde que Bolaños acordó distancia al transformar una falta en el minuto 75, (3-2), las espadas estuvieron en todo lo alto. Al final, el tanteo que quedó en ese 3-2 y finalizó el choque con la UD Lanzarote instalada en los puestos de play off.

Por otro lado, en su envide la séptima jornada ante el Santa Úrsula, el otro combinado lanzaroteño, el Unión Sur Yaiza, se impuso a domicilio 1-2 en la segunda victoria consecutiva del conjunto que prepara Juan Antonio Machín.