Somos Lanzarote rechaza el veto al marisqueo en la costa arrecifeña

Borja Rubio, portavoz de Somos Lanzarote en el Ayuntamiento de Arrecife, confirma que ya han presentado sus alegaciones a la Ordenanza Municipal de Uso y Gestión del Litoral, aprobada inicialmente en Pleno el 6 de junio.

Rubio explica que la norma “centra todo su articulado en regular el desarrollo turístico del Litoral de Arrecife, mientras que merma los usos tradicionales marítimo-pesqueros de la zona”, aspecto que considera que viene a conformar los valores culturales  y etnográficos de una zona costera recientemente declarada Sitio de Interés Científico.

Entre las alegaciones que presentamos, y que esperamos se recojan en la aprobación definitiva del documento, nos oponemos a la prohibición del pulpeo, el marisqueo, o la recolecta de carnada para vieja en la costa capitalina”, detalla.

También añaden los asamblearios en su alegado cuestiones como la necesidad de informar sobre la contaminación lumínica y acústica en los eventos cercanos al litoral,

o la obligación municipal de establecer aseos públicos a lo largo del mismo. Y explica: “Asimismo, proponemos regular los vertidos a El Charco, y que se abra la posibilidad al dragado de su fondo en un futuro próximo”, señala Borja Rubio.

Hablan de privatización de los usos en El Charco

Pone el acento Somos Lanzarote en un aspecto que ha sido subrayado por los críticos de este documento: “Denunciamos la privatización de los usos pesqueros en El Charco de San Ginés, como señalan desde la Asociación de Pescadores Deportivos de El Charco. Ellos nos comentan que existe una privatización de los usos tradicionales del Charco de San Ginés, al obligar a los propietarios de barcos en esa zona a su varado y reparación espacios privados como el Puerto Marina Lanzarote”.

Desde la organización consideran que la Ordenanza no cuenta con el consenso suficiente y que sus objetivos perjudican a un sector fundamental que, además, es el portador de los valores tradicionales del espacio.

La Ordenanza nace sin consenso, de ahí que haya una fuerte contestación social de los actores que vienen precisamente operando en el Litoral de Arrecife como los pescadores de El Charco que, de acuerdo con la nueva Ordenanza, están obligados a varar y reparar su barco en un espacio privado previo pago. Hace varios años se solicitó la apertura de un foso público destinado a tal fin, sin embargo, el grupo de gobierno, no solo no ha tomado decisión alguna al respecto sino que ahora, con esta Ordenanza, privatiza y expulsa de El Charco los usos marineros del mismo” concluye Borja Rubio.