Piden un estudio del valor patrimonial del área donde irá la playa de Berrugo

Somos Lanzarote ha anunciado que solicitará al Cabildo de Lanzarote que se estudie si la construcción prevista de una playa artificial en la zona Berrugo (Yaiza), en la que se encuentra el testigo de lo que fue un yacimiento paleontológico, afectaría a su conservación y potencial científico.

Afirman que se trataría así de proteger, si lo determinasen los estudios oportunos, el tramo no destruido de un yacimiento paleontológico originado en el pleistoceno y “que aporta información sobre cómo fue el medio ambiente en las islas hace unos 130 mil años, así como los efectos de los cambios climáticos sobre el entorno insular y marino”, según señalan desde Somos, que anuncia una iniciativa al pleno de la corporación insular en la que se solicita analizar los valores científicos y patrimoniales de los restos de una playa fósil o levantada situada en las inmediaciones de la antigua playa de El Berrugo, en la costa sur del municipio de Yaiza.

Lo que queda de este yacimiento peleontológico -que ya fue afectado por la construcción del controvertido puerto Marina Rubicón desde el año 2000- “podría estar ahora en peligro ante el proceso de adjudicación a una empresa privada del proyecto para la construcción de una playa artificial de 20.000 m²”, según esta formación.

El proyecto de playa artificial, cuya licitación ha iniciado la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar prevé cubrir este tramo, situada entre El Berrugo y Playa Dorada, con 120.000 m³ de arena; la empresa concesionaria tendría preferencia para la gestión de las 600 hamacas, 300 sombrillas y los juguetes náuticos que prevé el proyecto. Cuatro empresas, entre las que se encuentra la propia promotora del puerto Marina Rubicón, se han interesado por la obra.

A juicio del portavoz de Somos Lanzarote en el Cabildo, Tomás López, “resulta imprescindible que el Cabildo ejerza sus competencias en materia patrimonial y determine a tiempo, antes de que sea irrecuperable, si se está destruyendo un testigo fósil relevante para el conocimiento científico del paleoclima y de la evolución del medio natural canario”.

Recuerdan desde Somos Lanzarote que “el yacimiento paleontológico de El Berrugo fue objeto de múltiples visitas e investigaciones por parte de miembros de la comunidad científica internacional desde mediados del siglo XX (Zeuner, 1958; Hausen, 1959; Driscoll, 1965; Tinkler, 1966) y aparece recogido en la obra del profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria Joaquín Meco Cabrera, publicada por el Cabildo de Lanzarote, bajo el título “Paleoclimatología de Lanzarote y La Graciosa. Yacimientos Paleontológicos”.