Piden más agentes medioambientales para vigilar el Archipiélago Chinijo

Somos Lanzarote ha anunciado su intención de trasladar al Pleno del Cabildo la “urgente necesidad” de crear nuevas plazas de agente de medioambiente, al ser Lanzarote y La Graciosa las islas que, según este partido, “con diferencia están peor dotadas en esta materia ya que contamos aquí con un agente cada 422 metros cuadrados, frente a La Palma, con un agente cada 37 m²; o El Hierro, con uno cada 53 km²”.

Para el portavoz de Somos Lanzarote en el Cabildo, Tomás López, “resulta lamentable la progresiva pérdida de medios humanos que ha tenido lugar a lo largo de la última década, amortizándose unas plazas que resultan imprescindibles para conservar el patrimonio ambiental de una isla declarada Reserva de la Biosfera y que tiene protegido más del 40% de su territorio”, afirma.

Si a la disminución de agentes medioambientales sumamos el desmantelamiento programado del área de Política Territorial, apartándose irregularmente a los funcionarios más vigilantes con el cumplimiento de la legalidad ambiental y urbanística, el periodo de presidencia de Pedro San Ginés arroja un resultado desolador y muy dañino para el recurso más valioso con que cuenta la isla, como es el medio ambiente y el territorio”, concluía el político de Somos Lanzarote.

Responsabilizan a CC de la “desprotección” de Chinijo

Por otro lado, el portavoz ha responsabilizado también a los gobiernos de Coalición Canaria, tanto a nivel insular como autonómico, de los “previsibles varapalos judiciales contra las normas que regulaban espacios protegidos como La Geria y, más recientemente, el Archipiélago Chinijo, cuyo Plan de Uso y Gestión ha sido anulado, perdiendo la declaración como Parque Natural su eficacia”.

Para Somos Lanzarote, “los únicos culpables de la actual desprotección de estos valiosos espacios ambientales son los gobiernos de Coalición Canaria, incapaces de sacar adelante, en el caso de Chinijo, un Plan que regule los recursos naturales existentes (PORN), así como de avanzar en el nuevo planeamiento, que debería ser acorde a la realidad y necesidades de La Graciosa, los islotes y el resto del Parque Natural”.