San Ginés descarta que el litigio con Club Lanzarote sea “su tumba política”

Pedro San Ginés acusó a la oposición de “tergiversar los hechos; pero no podrán cambiarlos”, dijo.

El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, tenía que responder hoy martes a las acusaciones lanzadas desde la oposición en torno al litigio que la Institución que preside mantiene con Club Lanzarote, promotora de la planta de desalación de Montaña Roja (Playa Blanca).

Lo hacía en la primera de sus comparecencias de este día ante el plenario insular, ya que también debía responder luego a la batería de cuestiones que la oposición lanzaba sobre otro asunto polémico en la agenda política conejera: el acuerdo sobre la Cueva de Los Verdes.

Desde Ciudadanos, el consejero Benjamín Perdomo calificó las decisiones en los tribunales del también presidente del Consorcio Insular del Agua, Pedro San Ginés, de “lesivas para los intereses insulares”, en un argumentario donde vino a deslegitimar al presidente para protagonizar “cualquier acción” en este pleito “por estar imputado”, con lo que le recomendó que debía “dejar el camino judicial” que se mantiene con Club Lanzarote. Advertía a San Ginés de que “se le estaba estrechando la cuerda” en este asunto.

Más contundente aún fue en su exposición el portavoz de Podemos Lanzarote, Carlos Meca, quien volvió a realizar una detallada relación cronológica que rodeó esta polémica incautación y las posteriores sentencias judiciales que se han ido produciendo hacia uno y otro lado. Calificó Meca de “ocurrencias” algunas de las decisiones del Cabildo lanzaroteño sobre la desaladora de Montaña Roja, algo que derivó, dijo, en “un vía crucis judicial” para la Institución.

El portavoz de Podemos también tachó de “charlatán” al asesor jurídico del Cabildo, Ignacio Calatayud, e incidió mucho en la circunstancia de que éste uniera en su labor profesional el asesoramiento a entes como el Cabildo de Lanzarote, el Consorcio Insular del Agua y Canal Gestión Lanzarote.

El Cabildo confía en su estrategia judicial

En su respuesta, el presidente lanzaroteño apostilló que “quien debe estar más preocupado en estos momentos es el promotor de la desaladora”, refiriéndose a la reciente orden de clausura que acaba de recibir del Gobierno de Canarias.

Precisamente, Pedro San Ginés se refirió a que la intervención del Cabildo en la planta se debió a los “requerimientos al respecto que reiteradamente presentaron tanto el Gobierno de Canarias como el Defensor del Pueblo”, quienes acusaban a la Corporación de “posible dejación de funciones”, comentaba en un discurso que ligaba esta solicitud y el asesoramiento del que fue objeto para desembocar en la “incautación justificada” de la planta sureña.

La oposición cree haber encontrado mi tumba política” en este asunto, comentaba antes de acusarlos de “tergiversar los hechos… Pero eso no cambiará las cosas… Lo cierto es que el Cabildo intervino en una planta que ejercía una actividad ilegal; y eso no pueden discutirlo”, dijo.

Con lo que el Cabildo, respondió, seguirá intentando demostrar en los tribunales que la planta de Club Lanzarote ha sido clausurada por orden del Gobierno regional debido a no contar con la autorización para vender agua a domicilio, y “no por una veleidad de un presidente”, comentaba San Ginés.

Como ya ha reiterado en otras ocasiones Pedro San Ginés, el Cabildo lanzaroteño “podría clausurar mañana la desaladora; aunque no tengo la solución para paralizar la actividad y evitar a la vez el desabastecimiento de los usuarios, porque, como saben, no está conectada a la red pública… Pero no lo haré si no me lo ordena un juez”, expuso.