San Ginés advierte a la oposición y ve incompatibilidades en el Consejo

Con la ausencia de los miembros de la oposición, el Consejo de Administración de los Centros de Arte, Cultura y Turismo (CACT) del Cabildo de Lanzarote rechazó hoy por unanimidad la propuesta de resolución en torno a los trabajadores, presentada por el Comité de huelga y los partidos de la oposición. El Consejo manifestó su voluntad de aceptar los otros siete puntos o cualesquiera otros aspectos que sean susceptibles de negociar, “siempre dentro del marco legal”.

En el transcurso de la sesión Extraordinaria y Urgente celebrada esta mañana en la sede la consejería de Turismo, el presidente insular, Pedro San Ginés, consideraba que la ausencia de los representantes de la oposición obedecía a que “es el gobierno quien tiene el control del Consejo de Administración de los Centros, donde la Oposición está en minoría”.

Y mirando hacia la sesión plenaria del Cabildo lanzaroteño de la próxima semana declaró: “Tengo absolutamente claro que son conscientes de que el control de los órganos de gobierno de todos los organismos públicos dependientes de una Administración, como es el caso, recaen en el grupo de Gobierno, siendo por ello que, en lugar de utilizar la forma legítima y democrática contemplada por la ley para cambiar los gobiernos, han usado a los trabajadores de los CACT para convocar un pleno Extraordinario en el que lo que subyace es una moción de censura encubierta para hacerse con el control del Consejo de Administración de los Centros, previa modificación de sus Estatutos, sin tener que presentar una moción de censura formal”, expuso.

Durante la sesión, se dio cuenta de los tres informes solicitados a los servicios jurídicos, al director de Recursos Humanos y a la Intervención del Cabildo de Lanzarote, y por ende, de la EPEL, a consecuencia de que “los grupos políticos han tratado de trasladar la resolución de este conflicto del ámbito que corresponde, es decir, del Consejo de Administración de los Centros al pleno del Cabildo de Lanzarote con la solicitud de un pleno Extraordinario”, espetó San Ginés.

Estos informes señalan que la sentencia sí se está ejecutando “correctamente” y concluyen que el acuerdo propuesto por los grupos de la oposición y el Comité de huelga sería nulo de pleno derecho en caso de aprobarse, por cuanto contravendría la Ley General Presupuestaria, según detallaron los miembros del Consejo hoy. 

El consejero de Economía y Hacienda del Cabildo de Lanzarote, Luis Arráez, recordó que “los consejeros que lo avalasen con su voto estarían incurriendo en un delito de prevaricación y quienes lo ejecutasen estarían malversando fondos públicos”.

Fue un Consejo sin oposición.

Posible conflicto de intereses de dos vocales

Además durante la sesión, se solicitó un informe a los servicios jurídicos de la Entidad sobre la posible causa de incompatibilidad y abstención de los vocales del Consejo, Andrés Barreto y Mari Paz Cabrera, en quienes se considera pueden converger intereses personales y económicos.

Entienden que el primero “podría tener interés directo en la medida en que asesora y cobra por las demandas individuales interpuestas por gran parte de la plantilla”; y la segunda, “por sus vínculos afectivos con el presidente del Comité de empresa, amén de averiguar si es cierto que trabaja en el despacho del primero”.

En este sentido, el presidente recordó que “los Estatutos de la EPEL se remiten al Reglamento del Cabildo de Lanzarote y este, a su vez, a la Ley orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General” según la cual son incompatibles los abogados y procuradores que dirijan o representen a partes en procedimientos judiciales o administrativos contra la Corporación, como es el caso. “Distinto es el caso de Mari Paz Cabrera, que estaría inmersa, en todo caso, en causa de abstención tanto en el Consejo de Administración como en el Cabildo”, consideró el presidente.