San Borondón Yaiza pide no rescatar y sí negociar el servicio de limpieza

San Borondón advierte de posibles denuncias de los hoteles ante la situación del servicio en algunos puntos de Playa Blanca.

Para San Borondón Yaiza, la situación de la limpieza en la zona turística de Playa Blanca “empieza a ser insoportable, por la acumulación de basuras en muchos puntos, donde las plagas se agudizan y la imagen turística es lamentable”.

Considera el edil Juan Monzón que los nuevos contratos de limpieza viaria y embellecimiento de jardines han sido “ineficaces”, y hacen que Playa Blanca “cada día esté en peores condiciones con un gasto de más de tres millones de euros anuales”, según el edil.

Además, este partido se ha dirigido al consistorio para advertir de que “la inmovilidad del grupo de gobierno de Yaiza puede acarrear acciones judiciales por parte de las cadenas hoteleras contra el consistorio, ya que son varios hoteles de Playa Blanca los que ante la falta de recogida diaria de la basura han tenido que contratar con otras empresas para la retirada de ésta (…) Estos mismos establecimientos estudian acciones legales contra el consistorio por el agravio que esto les supone, pudiendo repercutir los gastos en las arcas municipales”, según la hipótesis de esta formación de la oposición en Yaiza.

Estiman además desde San Borondón que el alcalde sureño, Óscar Noda, “debería dejar los mensajes en los medios de comunicación” y “convocar a la empresa a un dialogo para solucionar este problema, a la mayor brevedad posible”; y que descarte Noda “la confrontación con la amenaza del rescate del servicio”, como se ha planteado desde el consistorio.

Monzón recuerda que la empresa concesionaria de la recogida de basura, “lleva más de dos años solicitando al Ayuntamiento la revisión del pliego de condiciones ante el aumento de residuos, hecho éste, que hace inviable el contrato”, dice el concejal.

Tampoco entiende San Borondón Yaiza que “no se pueda llegar a un dialogo para la revisión de las condiciones del contrato. Hecho éste, que nos hace pensar que el grupo de gobierno quiere tensar la situación hasta un rescate del servicio, para que el contrato llegue a alguna otra empresa “amiga”, según denuncia.