San Bartolomé persigue que Montaña Mina pueda acoger un nuevo parque

Después de que la Dirección General de Energía del Gobierno de Canarias ordenara desmantelar el parque de Montaña Mina, o su bloqueo por razones de seguridad, el Ayuntamiento de San Bartolomé ha solicitado la inclusión de este suelo con la catalogación de “sensibilidad eólica”, para tener la opción de instalar allí otro futuro parque.

El parque es de titularidad privada y cuenta con 5 aerogeneradores de 225 kilowatios instalados en el año 1992, y está desde hace años en concurso de acreedores la empresa que lo explota (Pecsa), y su propietario fallecido.

El Ayuntamiento de San Bartolomé ha confirmaba hoy que se encuentra en proceso de desmantelamiento o bloqueo de los aerogeneradores, ordenado por el Gobierno de Canarias a la compañía de todos los parques que tiene en las Islas; mientras que el Juzgado de lo mercantil ha suspendido la subasta de los parques eólicos.

El Ayuntamiento había trasladado al administrador concursal que quería hacerse con el parque a coste cero, no tiendo que desmantelarlo cuyo coste ascendía a 50.000€. Pero ese planteamiento fue rechazado por el administrador concursal y el Consistorio tenía intención de concurrir a la subasta con una oferta, según explica el concejal de Medio Ambiente, Alexis Tejera.

El destino del parque eólico de Montaña Mina se iba a decidir en los tribunales, pero al final el Juzgado de lo Mercantil número uno de Las Palmas comunicó el pasado 28 de febrero el inicio de la subasta de todos los aerogeneradores de la empresa Pecsa. En la misma resolución, tasó el parque de Montaña Mina en 150.000 euros. El Ayuntamiento de San Bartolomé, tenía intención de presentarse a la subasta y quedarse con el parque ya que el suelo sobre el que se asientan los aerogeneradores es de titularidad municipal, por el que venía percibiendo un canon. De hecho, el Consistorio es uno de los acreedores de la compañía en el Juzgado”, relata el edil.

Que continúan aclarando que “nueve días después de que el Juzgado iniciase la subasta de los aerogeneradores, la Dirección General de Energía del Gobierno de Canarias ordenó el desmantelamiento de los parques en las Islas de la compañía Pecsa o su bloqueo, por razones de seguridad, por lo que el Juzgado, que el pasado 25 de abril canceló la subasta por la orden de desmantelamiento ordenada por el Gobierno de Canarias. En el caso del parque de Montaña Mina, la resolución de Industria y Energía determina la instalación de un bloqueo mecánico de los aerogeneradores, para evitar que se puedan llegar a desprender las aspas”.

Tras ello, el Ayuntamiento acaba de confirmar que ha remitido comunicación a la Consejería de Industria y Energía del Gobierno de Canarias para que tome decisiones como organismo competente, y que proceda a desmantelar los aerogeneradores de Montaña Mina y luego incluya esa zona como “área de sensibilidad eólica”, para que entre en los próximos concursos de asignación de nuevos parques.

Tejera puntualiza sobre ello: “Desde hace años hemos estado en contacto con el dueño de la empresa titular del parque de Montaña Mina, ya fallecido, con el administrador concursal de la compañía y con el Gobierno de Canarias, de acuerdo con el Consorcio del Agua, organismo público que está desarrollando la puesta en marcha de nuevos parques eólicos en la Isla, llegando a encargar un estudio sobre la viabilidad del actual parque de Montaña Mina”, que según el edil, “se podría explotar durante unos seis años”.