Protestan los safari-taxis gracioseros

Los safari-taxis paraban hasta el mediodía del jueves.

Los once safari-taxis que operan regularmente en La Graciosa pararon durante las primeras horas de este pasado jueves para protestar por la falta de regulación y por las limitaciones existentes en el desarrollo de su actividad.

En concreto, la falta de regulación de su actividad, con la que prestan servicio a miles de turistas a los largo del año, reporta distintas anomalías, como el hecho de que, según explican, se encuentran con el problema de regresar de sus vehículo a la Octava Isla una vez que los desplazan a Lanzarote para afrontar cualquier reparación o revisión mecánica.

Sea para pasar la ITV o para ejecutar las puestas a punto de los todoterrenos, lo cierto es que el traslado de los vehículos desde Caleta de Sebo les impide luego regresar debido a las limitaciones existentes en estos momentos en materia de ordenación, ya que el Plan Rector de la zona permanece suspendido (la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) declaró nulo el documento el pasado verano).

El PRUG es la principal herramienta para el desarrollo de la vida diaria de los vecinos y vecinas de La Graciosa. La suspensión del planeamiento llegaba justo cuando los vecinos llevaban años demandando una revisión, para que se corrigieran los problemas detectados desde su implantación en 2006, apostando por una normativa que preserve el espacio pero que reconozca los derechos de las personas que viven allí.

La ITV va dos veces al año

La inspección técnica de vehículos (ITV) se desplazará en la semana del próximo lunes 15 de mayo hasta La Graciosa para realizar las revisiones a los vehículos que vean caducada la validez de sus certificados durante esos días.

Desde la Dirección General de Industria y Energía del Gobierno de Canarias señalan que esas son las previsiones que mantienen: “Estaremos durante esa semana de mayo, y en los días sucesivos, unos tres; aunque aún no podemos concretar si será a partir del lunes, exactamente”, nos comentan.

También apuntan que ir con antelación -como han solicitado algunos vecinos, como los responsables de safari-taxis- provocaría que aún no podrían pasar la revisión algunos de los vehículos que ya lo hicieron la última ocasión en la que la ITV se desplazó a La Graciosa, algo que sucedió en los días 15, 16 y 17 de noviembre de 2016.

Según la vigencia de seis o doce meses, las renovaciones se van realizando en mayo y noviembre, según las previsiones de la Dirección General de Industria y Emergía.

También aclaran desde la jefatura de Servicios de Automóviles, que no pueden adelantar regularmente estas visitas a La Graciosa ya que el dispositivo para realizar las revisiones allí obligan a utilizar a casi la mitad del personal de servicio que tiene la unidad a nivel regional.

Aunque no hay datos oficiales, la cifra de vehículos en la Isla no se aleja en exceso de los 300.

Add a Comment