Protestas en contra de la cautividad de delfines en el Rancho Texas Park

Un grupo de manifestantes se concentraban en la mañana del sábado en las proximidades del Rancho Texas Park de Puerto del Carmen para protestar por la puesta en marcha del primer delfinario lanzaroteño.

Los grupos animalistas de la Isla, aún consciente de que el proyecto terminará saliendo adelante, porque cuenta con las licencias preceptivas, critican que sea una Reserva de la Biosfera como Lanzarote -a pocos metros del mar donde conviven en libertad otros congéneres- la que acoja unas instalaciones donde se “mantienen cautivos a los delfines”, comentaba una de las manifestantes esta mañana.

La concentración buscaba poner el foco en este tipo de propuestas de ocio turístico, “que sólo buscan obtener dinero y no aportan nada al destino… Tienes que pagar 100 euros por nadar con los delfines; pagas 15 euros por hacerte una foto con los delfines; y encima han subido el precio de a entrada al parque… Demuestran que, además de ir contra la sostenibilidad animal, ellos sólo buscan un rendimiento económico”, nos contaban mientras llamaban la atención de algunos de los conductores que pasaban por la zona. 

Los colectivos pretendían crear conciencia entre los isleños y criticar el marchamo contrario que Lanzarote inicia con este tipo de ofertas. Según decían, los delfines que han llegado al Rancho Texas proceden de delfinarios alemanes: “Antes había nueve delfinarios en Alemania. Hoy hay sólo dos, porque todos sabemos que no tienen nada que ver el cuidado animal o la investigación. Su cautividad sólo busca un rédito económico”, insistían.