Preocupación en la Policía Portuaria por la falta de seguridad y medios

El Sindicato Profesional de la Policía Portuaria de la Autoridad Portuaria de Las Palmas considera “indignante” el despliegue de seguridad en los aeropuertos y la falta de medios en los puertos.

Tras los graves atentados acaecidos en Francia y ahora en Mali, el colectivo ha mostrado este lunes la “gran preocupación” de la mayor parte del colectivo de la Policía Portuaria por su seguridad personal “y la de los miles de usuarios”, apuntan.

Policía Portuaria

La llamada de atención se realiza con el objetivo de la dirección de la Autoridad Portuaria adopte “otra postura y un mayor entendimiento y sensibilidad con nuestro colectivo, olvidando las posibles diferencias o rencillas del pasado”, apostillan en un comunicado.

El SPPP dice hacerse eco del sentir mayoritario de los trabajadores, y recalca “la gran preocupación” existe porque, aunque solo existiera un 1% de posibilidad de riesgo de sufrir un ataque con armas de fuego, “estamos expuestos como dianas fijas a los antojos de cualquier perturbado mental”.

Y ponen el ejemplo de la Policía Nacional, que patrulla por las calles en coche; según ellos tienen menos riesgo de sufrir un atentado porque son objetivos móviles, “y sin embargo van con chaleco y arma de fuego pero nosotros que tenemos un mayor riesgo al estar en un sector estratégico y ser un objetivo fijo en los controles de acceso (P.B.I.P), simplemente llevamos una defensa y un spray”.

Nombran también en este aspecto con otros profesionales de las zonas portuarias, como son los agentes de aduana o los vigilantes de seguridad privada, los cuáles van también con armas de fuego.

También demandan mayor formación para afrontar con solvencia algunas de las tareas que le son encomendadas.

El Sindicato Profesional de la Policía Portuaria incide en que están “expuestos en los controles de acceso o P.B.I.P”, y creen que están “ante un riesgo real, y no caben las excusas de tipo económicas, políticas o de otra índole”, ya que consideran “prioritaria la seguridad de nuestras compañeras y compañeros”. Creen que la dotación de arma de fuego “no sólo es un medio de respuesta de autodefensa sino una excelente herramienta disuasoria”.

Además, acusan a la actual dirección del “desmantelamiento y la privatización de la Policía Portuaria” durante los últimos años.