Luz verde al acta de replanteo de las obras de ampliación en Playa Blanca

La ejecución del proyecto portuario correrá a cargo de la empresa FCC.

 

Este martes 20 de junio se ha firmado el acta de replanteo para los trabajos de ampliación del Puerto de Playa Blanca, con asistencia del vicepresidente y Consejero de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, el presidente del Cabildo insular, Pedro San Ginés, el vicepresidente insular, José Juan Cruz, y la alcaldesa de Yaiza, Gladys Acuña, entre otros representantes públicos.

La máxima responsable municipal declaró que “han sido seis años de intenso trabajo, desde el consenso alcanzado entre el Gobierno, Cabildo y Ayuntamiento impulsado por Yaiza, hasta el día de hoy, cuando conocemos el día del comienzo de las obras, el que ha permitido lanzar esta infraestructura estratégica y vital para nuestro municipio y la Isla de Lanzarote cuyo presupuesto de ejecución supera los 40 millones de euros”.

Gladys Acuña, Pablo Rodríguez, Pedro San Ginés y José Juan Cruz.

Por su parte, el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, señaló que para Lanzarote era una de las “prioridades”, apuntó el presidente, en referencia al desbloqueo del expediente y la controversia suscitada sobre la competencia de Puertos Canarias para la adjudicación, supervisión y dirección de la obra, lo que provocó el retraso del inicio de las mismas, consideradas por Pedro San Ginés de “estratégicas para las comunicaciones marítimas y el desarrollo económico no sólo del sur de la isla, sino también de Lanzarote y Fuerteventura”.

Podrá recibir cruceros

El proyecto de ampliación del Puerto, con plazo de ejecución de 48 meses, prevé una nueva línea de atraque para que Playa Blanca pueda recibir cruceros además de los ferrys que unen Lanzarote y Fuerteventura.

Asimismo contará con una nueva plataforma de embarque y estación marítima de 2.400 metros cuadrados de superficie. La instalación actual pasa de 160 a 210 atraques para embarcaciones pesqueras y deportivas.

Gladys Acuña ha insistido el último año en la necesidad de acometer la infraestructura con urgencia  “ya no sólo por la imperiosa necesidad de la misma, de la que no hay ninguna duda, sino por el riesgo de perder la financiación Europea teniendo en cuenta que el próximo ejercicio ya se debe justificar la primera inversión de unos 25 millones de euros del coste total de este proyecto cofinanciando con fondos Feder”, comentó. El 85 por ciento del proyecto lo financia Europa y el 15 restante la Comunidad Autónoma.

Playa Blanca ha tenido que esperar 20 años para consensuar y sacar adelante este proyecto.

Hay que recordar que el proyecto fue licitado en abril de 2015 y adjudicado en diciembre de ese mismo año, no obstante, en enero del ejercicio siguiente fue recurrido por dos empresas licitantes ante el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos, que dicta resolución a favor de las firmas que se sintieron perjudicadas. Ya en septiembre de 2016 el Tribunal Superior de Justicia de Canarias suspende dicha resolución del Tribunal Administrativo de Contratos Públicos, dando vía libre a la contratación que finalmente se consuma en octubre de 2016.