Los candados de amor de los turistas no pasan de moda en La Tiñosa

Lo que surgió como una espontánea muestra de amor por parte de los turistas, se ha convertido en Puerto del Carmen durante los últimos años en una herramienta promocional que el Ayuntamiento de Tías promueve, y que encuentra su acomodo en las redes sociales y en el comercio local.

Durante esta década, estos cerrojos amorosos se han extendido a lo largo del paso marítimo, contabilizando miles de ellos en las distintas cadenas situadas en las zonas ajardinadas, o en la trasera de los bancos que salpican la Avenida de las Playas, entre otros lugares.

Amado Vizcaíno, concejal de Turismo de Tías, ha destacado el carácter promocional que estos candados aportan al destino: “Es una moda que ha conseguido implantarse entre muchas parejas. Y son miles las que comparten el momento de colocar el candado, con sus iniciales, en un rincón de nuestra Isla, a la que luego muchos suelen regresar. Es algo muy personal que esconde muchas historias distintas”, apunta el edil antes de subrayar los innumerables impactos que esta tradición ha generado en las redes sociales -donde los visitantes compartes sus imágenes- durante los últimos años.

También la venta de los pasadores se ha extendido entre los comercios locales, algunos de los cuales ofrecen la posibilidad de grabarlos en piezas en forma de corazón. Estos recuerdos también son un reclamo para muchos de los curiosos visitantes que pasan unos días en Puerto del Carmen, nos cuenta el concejal de Turismo.

(Imagen de portada: En donde surgió la moda hace años, junto al Dolomiti, forman auténticos racimos).

Los hay de todo tipo.

Los podemos encontrar en distintos puntos del paseo marítimo, o en la zona de El Varadero.

Las cadenas son los lugares preferidos por las parejas de enamorados para colocarlos.

Las redes sociales han animado a la extensión de esta moda.