Los camellos de Lanzarote volvieron a la Romería del Pino 43 años después

Cuarenta y tres años después de que lo hicieran por última vez, los camellos lanzaroteños estuvieron presentes en la Romería del Pino celebrada el pasado jueves 7 de septiembre, víspera de la festividad de la Patrona de Gran Canaria, en respuesta a una invitación formulada por el Ayuntamiento de Teror al Cabildo de Lanzarote.

El consejero responsable del Área de Agricultura, Ganadería, Pesca y Caza, Antonio Morales, destacaba hoy martes en torno a esta curiosidad “la expectación que causaron entre los numerosos asistentes los cuatro camellos que participaron en la Romería y que portaron, además de aperos tradicionales de labranza, los productos que el Cabildo entregó en la Ofrenda, como fueron granos, pejines, batatas, mojos, mermeladas y sal”.

En este sentido, Morales ha dicho que la presencia de la representación lanzaroteña en la Romería “se convirtió en un símbolo más de unión de todos los canarios que en futuras ediciones vamos a seguir realizando, con el compromiso de reciprocidad por parte de los municipios de Teror y Betancuria” con los que está hermanado el municipio de Tinajo, donde se desarrolla la próxima Romería de Los Dolores, Patrona de Lanzarote.

Nada de esto hubiera sido posible sin la valiosa colaboración de los ganaderos de nuestra isla, quienes sólo con comentárselo se prestaron sin condiciones a sumarse al evento”, añadió el consejero; que por otra parte subrayó la “gran ovación con la que fue recibida la delegación de Lanzarote, y las palabras de cariño y agradecimiento que nos dirigió el obispo de la Diócesis de Canarias, Francisco Cases”, según dijo el consejero.