Centros Turísticos saldan una deuda pendiente con el talentoso Jesús Soto

El Cabildo de Lanzarote inauguraba este sábado en la Casa de los Volcanes, en Jameos del Agua, la exposición permanente Jesús Soto, una muestra comisariada por el escritor Félix Hormiga que intenta “repensar la dimensión real y la contribución a Lanzarote del artista majorero de nacimiento y lanzaroteño de adopción”, como apuntaba Hormiga.

El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, que estuvo arropado por la totalidad de la familia de Soto y por algunos de los compañeros con los que trabajó el artista durante su etapa como maestro artístico del Cabildo de Lanzarote, apuntó que “saldamos hoy una asignatura pendiente reconociendo públicamente a una de las figuras más grandes de la historia contemporánea de la isla, uno de los hombres que hizo posible que en Lanzarote arraigara la idea de la sostenibilidad”.

El presidente elogió a quien “se entregó a redibujar la isla, a extraer la belleza de donde pasaba desapercibida o estaba sepultada por el desconocimiento, para darla a conocer al mundo”, y puso como ejemplo su intervención en la Cueva de los Verdes, “posiblemente la más grandiosa de las que regaló a esta isla, convertida ya en uno de los espacios más reconocidos y reconocibles de Lanzarote”.

En su intervención, San Ginés destacó la importancia que tiene “conservar intacto el recuerdo de figuras de la talla artística y humana de Jesús Soto, iconos que jamás podrán caer en el olvido porque se ganaron el respeto de todos desde la humildad, el trabajo y el consenso y, sobre todo, porque dieron todo lo que tenían, y más, por esta isla. Soto” concluyó San Ginés “fue uno de los que trazó el rumbo, de los que apuntó hacia donde debíamos dirigir la nave. Él fue de los que sembró la semilla del respeto y el afecto a este territorio, el que nos descubrió el valor del equilibrio entre el medio natural, el desarrollo y la prosperidad del ser humano, el que nos devolvió el orgullo por sentir y vivir en Lanzarote, y por eso le estaremos eternamente agradecidos”.

Félix Hormiga comisarió la muestra permanente.

 Por su parte, el consejero de Turismo del Cabildo de Lanzarote, Echedey Eugenio destacó el trabajo de estudio y documentación realizado por Félix Hormiga y los departamentos de Conservación y Producción Cultural de los Centros de Arte, Cultura y Turismo “que da como fruto una exposición única, un sencillo pero cálido homenaje a quien transformó Lanzarote a partir del amor hacia este frágil territorio”.

Félix Hormiga, comisario de la exposición, realizó una bonita semblanza sobre el artista y fue el responsable de explicar los aspectos técnicos del contenido de la muestra.

En el acto estuvieron presentes, además, amigos y colaboradores del artista, y personalidades relacionadas con el mundo de la cultura insular.

La exposición

La muestra inaugurada hoy es un homenaje al hombre cuya obra inició una conversación estética entre el ser humano y la naturaleza ígnea de la isla, una curva alojada en cuatro espacios que rinde tributo a la obra y la mística de un creador singular.

De entrada, el visitante podrá descubrir la especial relación del artista con las rocas y el cosmos. Hay que apuntar que quien diseñó la Ruta de los Volcanes, en Timanfaya, descubrió su afecto por el universo sin límites, los planetas y las estrellas durante las noches que acampó entre los cráteres y valles de cenizas del sur de la isla ideando el sobrecogedor e impactante recorrido por un paisaje “que parece ajeno a La Tierra”.

La muestra realza el trabajo de Jesús Soto y lo pone en valor, según los Centros Turísticos.

Además, en la exposición es posible contemplar algunas fotografías de Jesús Soto en los espacios que posteriormente serían los Centros de Arte, Cultura y Turismo (CACT). Dos jolateros, recuerdos de una bonita anécdota de la infancia del artista, y diez de sus trabajos pictóricos son la antesala a un túnel “que evoca a la Cueva de los Verdes” en el que se puede disfrutar de un vídeo sobre Soto mientras suena, de fondo, Génesis, una composición musical creada por el lanzaroteño Nino Díaz en homenaje al artista.

Sobre Jesús Soto

Jesús Soto nació en Fuerteventura en 1929. Siendo muy joven, se trasladó a Lanzarote, isla en la que trabajó para el Cabildo después de haber creado su propia empresa de iluminación.

La Primera Institución de la isla lo reconoció como Hijo Adoptivo en 2002. Un año después, falleció dejando como patrimonio de Lanzarote su enorme contribución en la creación de obras y creaciones en el Mirador del Río, el Monumento al Campesino, los Jameos del Agua y las Montañas del Fuego, en estrecha colaboración con César Manrique. Pero, su verdadera obra artística, la que le confirió el sello definitivo de artista, es la adaptación que hizo de la Cueva de Los Verdes en 1964. Soto acondicionó el interior, iluminó estratégicamente los dos kilómetros de longitud del tubo volcánico y creó un auditorio que, a decir de muchos entendidos, es uno los lugares con mejor audición del planeta.