Los bomberos tienen que abrir una vivienda con una menor en el interior

Los bomberos del Consorcio de Seguridad y Emergencias de Lanzarote tenían que acceder en la noche del viernes por la ventana de una vivienda en Arrecife, porque una menor se había quedado dentro.

Su madre, que se encontraba fuera de la residencia, había avisado a Centro Coordinador de Emergencias 1-1-2 Canarias para que le auxiliaran en la apertura de la casa.

El incidente se producía en la calle Palma de Malorca de la ciudad.

Los bomberos accedieron con una escalera de corredera por una ventana de la vivienda, situada en una primera planta del edificio.

Una vez en el interior, la menor se encontraba en el salón, según confirman desde el Consorcio.

Fue entregada a su madre, dando los bomberos por finalizado el servicio.