Los archipiélagos demandan un fondo de insularidad fuera del sistema actual

La consejera de Hacienda de Canarias, Rosa Dávila, ha anunciado hoy que Canarias y Baleares pedirán al Gobierno central que se cree “un fondo de insularidad fuera del sistema de financiación autonómica como compensación por los sobrecostes que acarrea la prestación de los servicios públicos esenciales en ambos archipiélagos”.

La consejera canaria ha aclarado, no obstante, que este fondo no tiene nada que ver con el Régimen Económico y Fiscal porque estaría destinado a paliar el sobrecoste que supone la prestación de los servicios básicos en un territorio insular y fragmentado como Canarias o Baleares. De esta manera, la reivindicación de Canarias seguirá siendo anclar el REF en la Constitución y crear este fondo de compensación para igualar con el trato que se da a las autonomías del territorio peninsular.Reunión Canarias-Baleares-2

Tras la reunión bilateral Canarias-Baleares celebrada este jueves, Rosa Dávila recordó que el objetivo del sistema de financiación es cubrir los costes de los servicios públicos esenciales. “Es indudable que no se puede comparar lo que cuesta la sanidad, la educación y los servicios sociales en un archipiélago con lo que supone hacerlo en esas otras autonomías y esto tiene que ser reconocido durante la negociación del próximo modelo”, ha explicado.

Rosa Dávila ha dicho que “el papel de Canarias durante esa negociación con el Estado deberá ser explicar esas limitaciones para hacer entender la importancia de que se tenga en cuenta el peso de la insularidad en el coste real de la prestación de los servicios públicos y para evitar la confusión con el objetivo del REF”.

Hacienda recordó que ambos archipiélagos están por debajo de la media de lo que recibe el conjunto de las comunidades autónomas, “aunque es cierto que la posición de Canarias es más grave al ser la peor financiada de todas”.

La misma situación se repite en el caso de la inversión que reciben a través de los Presupuestos Generales del Estado. “En este caso también estamos a la cola”, ha insistido Dávila.

La consejera balear insistió en “hacer un frente común para que el nuevo gobierno que salga de las urnas el próximo 26 de junio afronte con urgencia la reforma del modelo”.