Los altos cargos tendrán vetados los paraísos fiscales hasta 2 años de cesar

El Gobierno de Canarias adelanta que en el Estatuto de los miembros del Gobierno y Altos Cargos incluye normas que impiden las llamadas puertas giratorias, y los altos cargos no podrán tener durante el ejercicio del puesto ni en los dos años siguientes al cese -por sí mismo a traves de intermediarios- activos financieros en los llamados paraísos fiscales. Este Estatuto pretende recoger principios, valores y reglas de actuación que deben seguir en el ejercicio de las responsabilidades que desempeñen.

Lo explicaba el consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad del Ejecutivo autonómico, Aarón Afonso, quien remarcó que la hoja de ruta del Ejecutivo incluye actuaciones como el desarrollo de la Ley 12/2014, 26 diciembre, de Transparencia y de Acceso a la Información Pública o la elaboración del Estatuto de Altos Cargos y Buen Gobierno.

Afonso recordó que las dos formaciones que sostienen este Ejecutivo se comprometieron en el acuerdo de gobernabilidad a desarrollar actuaciones específicas comprendidas dentro del eje concreto dedicado al buen gobierno, la transparencia, la simplificación administrativa y la lucha contra la corrupción.

El consejero habló de que un aspecto clave que incluye la futura norma es el del “régimen de las incompatibilidades durante los dos años posteriores al cese para impedir las llamadas puertas giratorias, así como que los altos cargos no podrán tener durante el ejercicio del puesto ni en los dos años siguientes al cese por sí mismo o por persona interpuesta fondos o activos financieros en los llamados paraísos fiscales”.

En cuanto a la transparencia, señaló que el compromiso del Gobierno es profundizar en la aplicación de la ley canaria sectorial para facilitar la conexión de las demandas ciudadanas con el Gobierno, promoviendo el desarrollo legislativo y adoptando las medidas precisas para su correcta y plena aplicación desde una actitud proactiva que ponga a disposición de la ciudadanía toda la información que establece la misma, entre otros aspectos.

Ambos asuntos, insistió, evidencian la firme voluntad del Gobierno para mejorar la Administración canaria en sintonía con lo que demanda la sociedad canaria e invitó a los grupos de la oposición a que se sumen a estas iniciativas y que respalden la regeneración política e institucional de las Islas a través del diálogo y el debate con medidas concretas como estas.