Legalizada una explotación de ovejas en Tinajo creada antes de 1999

El proceso de legalización de “viejas” explotaciones ganaderas de Canarias es una asignatura pendiente de las autoridades políticas regionales, a las que los colectivo ganaderos han insistido una y otra vez para que pongan los medios administrativos que posibiliten la adaptación de granjas con décadas de existencia y posibilitarse entrar de lleno en el industria del sector primario.

La legalización territorial y ambiental que concede el Gobierno regional permite a sus propietarios continuar con su actividad si responden a varios condicionantes, como no haber realizado ampliaciones posteriores a la citada fecha (o sólo con el objeto de una mejora zootécnica o adaptación a la normativa sectorial); no superar la superficie ocupada destinada a la explotación animal hasta un máximo de un 70%; ser inferior en tamaño al mínimo para ser exigida declaración de impacto ambiental y los supuestos de categorización de suelo previstos.

El objetivo de este tipo de medidas es “garantizar la estabilidad del sector, aportando las condiciones legales para que estas explotaciones puedan continuar su actividad con la tranquilidad de que tienen todos las autorizaciones pertinentes”. Todas ellas deberán realizar una serie de mejoras de tipo sanitario, ambiental, funcional y de bienestar animal antes de obtener de manera definitiva su autorización.

En esta línea, el Consejo de Gobierno de Canarias ha aprobado hoy lunes la legalización de cuatro explotaciones ganaderas ubicadas en los municipios de Tinajo ; Ingenio, en Gran Canaria; y otras dos, en San Cristóbal de La Laguna, Tenerife. Se trata de la resolución final de cuatro de los expedientes que se tramitan en la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias que tienen como objetivo regular aquellas instalaciones ganaderas construidas antes de 1999.

En detalle, la explotación ubicada en Tinajo se dedica al ganado ovino. La localizada en Ingenio, Gran Canaria, posee ganado bovino, caprino y ovino; mientras que las dos que se encuentran en La Laguna (Tenerife) centran su actividad en el ganado bovino (en el caso de la situada en Valle Tabares) y en el ganado caprino y porcino (la segunda, ubicada en Las Mercedes).