Las medusas siguen amenazando el baño en las playas de La Graciosa

El Consorcio de Seguridad y Emergencias de Lanzarote advierte este lunes a los bañistas que, excepto en la Playa de La Francesa, se ha confirmado la presencia “de gran cantidad” de medusas del tipo “carabela portuguesa” en todas las playas de La Graciosa.

Ya el pasado fin de semana, el área insular de seguridad advirtió de la aparición de nuevos ejemplares de medusas en algunas de las playas del norte e invitaba a la precaución en el baño en las playas situadas en el entorno del Archipiélado Chinijo de Lanzarote. Con todo, los servicios de socorrismo atendieron dos casos de picadura en la Playa de Famara, a donde llegaron con las corrientes.

Hoy lunes se ha observado en todas las playas de la Graciosa nuevamente “una gran cantidad de carabela portuguesa (Physalia physalis)”, también conocida como fragata portuguesa, agua mala, botella azul o falsa medusa, según informan desde Emergencias.

La picadura de una medusa “carabela portuguesa” es muy dolorosa, pero rara vez mortal y el dolor desaparece pasadas un par de horas. Hay que tener cuidado tanto si se encuentra una en el mar como si está muerta en la costa, porque aún inertes su veneno está activo y puede hacer mucho daño.