Lanzarote camina con paso firme hacia los inéditos tres millones de turistas

Con cifras que rondan el 90% de ocupación, Lanzarote sigue su camino ascendente en las llegadas.

Lanzarote, con habituales niveles de ocupación punteros en las islas, sigue estirando las cifras de llegadas turísticas y superó los dos millones de visitantes el pasado mes de agosto.

Si el pasado año resultó en este aspecto un ejercicio récord, cuando se rubricó el final del ciclo con más de 2,9 millones de turistas (exactamente 2.915.729), la isla de los volcanes mantiene similar marchamo ascendente en las cifras de llegadas al Aeropuerto de Guacimeta.

En lo que va de año, los guarismos han ascendido un 10% con respecto a 2016, año en el que precisamente el crecimiento fue algo superior a ese porcentaje.

Hasta el pasado mes de agosto, Lanzarote había recibido 2.082.607 turistas. Fue un mes donde se producía un ascenso del 4% con respecto a las llegadas del mismo mes que el año anterior. Si bien entraban unos miles de visitantes menos que en el sobresaliente mes de julio de 2017.

Dentro de unos días conoceremos los resultados de este septiembre que estamos a punto de sellar. Pero será previsible que sigan reflejándose los datos de este destino turístico consolidado que, por otro lado, sigue beneficiándose en alguna medida de la inestabilidad que existe en países competidores.

Los que dudaban sobre la capacidad de carga* de la Isla -y de su Aeropuerto- para continuar este año con un ritmo frenético que marca niveles de ocupación del 90% -casi un lleno técnico- observan este ejercicio cómo las cifras no han dejado de crecer y las vulnerabilidades no hacen acto de presencia.

* Las elevadas cifras de llegadas turísticas a Canarias durante los últimos meses (casi 15 millones el pasado año) han planteado un debate sobre la capacidad de carga de las Islas Afortunadas, un espacio reducido y sensible que aún no ha ponderado los efectos directos -no económicos- de la ingente entrada del turismo de masas durante tiempos de bonanza empresarial.