La ventanilla de energías limpias nace con el reto de atraer a particulares

La Cámara de Comercio de Lanzarote acaba de abrir la oficina de Ventanilla Única de Energías Renovables (VUER), con el objetivo de acelerar los trámites burocráticos que empresas y ciudadanos deben realizar ante las entidades suministradoras para instalar sus nuevos contadores.

Este servicio gratuito ha sido posible tras el convenio firmado entre la Cámara y el Cabildo de Lanzarote, por el que la Institución insular aporta a 121.000 euros. Será la Cámara, en su sede, la encargará de ejecutar las tareas de asesoramiento y tramitación ante la demanda de los lanzaroteños.

Sus promotores son ambiciosos, ya que pretenden tramitar unos 300 kilovatios este mismo año (una vivienda, decían, supone unos 1,5 kilowatios anuales). En sus previsiones tienen muy en cuenta al sector empresarial, desde donde han mostrado su disponibilidad de acceder al nuevo servicio. “Más complicado y menos cálculos podemos hacer en cuanto a la implantación entre los particulares”, señalaba hoy Pepe Torres, el presidente cameral.

La VUER se presentaba este miércoles en la sede de la Cámara, y lo hacían la consejera de Comercio insular, Ariagona González, y el presidente José Torres. Este último aclaró además que “no existe ninguna referencia en España que gestione de forma conjunta, en nombre de particulares y empresas, las tramitaciones para la implantación de las renovables y -por tanto- es un ejemplo de la apuesta clara en la que viene trabajando de incorporar e implantar las energías limpias y de materializarla”, apuntó Torres.

También adelantaba Torres que este mismo año, al socaire de este convenio, tienen intención de crear un foro de movilidad verde, dirigida al conocimiento y difusión de los vehículos 100% eléctricos.

Según Ariagona González, el objetivo del nuevo punto es facilitar “el acceso a la información especializada y pertinente para cada consulta particular; reducir los tiempos de tramitación de autorizaciones para cualquier instalación de energías renovables y maximizar el aprovechamiento de la isla de las distintas líneas de subvención o financiación dirigidas a energías alternativas o movilidad verde”, tanto en Lanzarote como La Graciosa.

También durante el encuentro, al que acudieron representantes públicos y empresariales de la Isla, Pepe Torres advirtió de la necesaria adaptación de las ordenanzas de los ayuntamientos a la nueva normativa. “De nada sirve que aceleremos los trámites si luego chocamos con ordenanzas obsoletas que no bonifican la implantación de energías renovables”, comentó el presidente a la vez que destacaba la labor realizada en este aspecto por el Ayuntamiento de San Bartolomé.