La Justicia valida el encaje del antiguo plan parcial de Playa Blanca

Una sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo Nº 2 de Las Palmas de Gran Canaria confirma que la actuación realizada por el Ayuntamiento de Yaiza fue ajustada a derecho en el Acuerdo adoptado por el Pleno, el 23 de octubre del año 2015, en el que se aprobó el proyecto de urbanización del antiguo Plan Parcial Playa Blanca y el sistema de gestión por compensación.

La decisión fue adoptada entonces por los ocho concejales del partido Unidos por Yaiza y el concejal del PIL, que forman el gobierno municipal en Yaiza. La sentencia, emitida el pasado mes de mayo, es firme al no ser recurrida por la parte demandante.

Hay que apuntar que el grupo de gobierno se encontró al acceder al Ayuntamiento que las viviendas del Plan Parcial Playa Blanca adquiridas por terceros de buena fe -principalmente trabajadores que compraron las viviendas para residencia habitual- no existían jurídicamente.

Anulado por los Tribunales el Plan Parcial que posibilitó su construcción entre los años 2004 y 2006, anulado el Proyecto de Urbanización y anuladas las licencias que les dieron cobertura, ni los inmuebles que existían en la realidad ni la urbanización en la que se ubican tenían cobertura legal alguna.

Con la entrada en vigor del nuevo Plan General de Yaiza en diciembre de 2014, la Administración se puso manos a la obra a fin de emprender los trámites necesarios para comenzar y culminar expedientes administrativos complejos tendentes a alcanzar el objetivo final.

El alcalde, Óscar Noda (foto de portada), subrayaba hoy que “el Ayuntamiento, con apoyo en el Plan General, continúa dando pasos firmes para alcanzar finalmente la regularización de las viviendas adquiridas por terceros de buena fe, con el único objetivo de defender los intereses de los ciudadanos que han padecido las consecuencias de las malas prácticas del pasado”, dijo.

El Gobierno de Canarias, administración responsable de la redacción del Plan General por encargo del Ayuntamiento, ya había manifestado que el documento recoge la ordenación del plan parcial Playa Blanca “con rigor técnico y jurídico para garantizar el interés general”.